Sucesos

Caso vape: Hallan bala en el cuerpo de la joven y detienen a su hermano

Mediante peritaje al cigarrillo electrónico se comprobó que el aparato no explotó; por ello se solicitó la exhumación y necropsia del cuerpo de Romina Ayelén, hallándose una bala alojada en el pecho.

Un giro sorprendente se produjo en torno a la investigación sobre la muerte de la joven de 16 años Romina Ayelén Peralta Rodríguez, ocurrida el pasado lunes en la ciudad de Lambaré.

Ayer, la necropsia practicada por disposición de la Fiscalía a los restos de la menor pudo descubrir una bala de arma de fuego alojada en el pecho de la joven.

Ante esta situación, la fiscala Gladys González, que lleva adelante las diligencias en la causa, dispuso la detención del hermanastro de la fallecida, Wilmar Rodríguez, de 19 años, debido a que era la única persona que se encontraba en la pieza con la chica cuando ocurrió el hecho.

Ahora, los investigadores se encuentran buscando el arma homicida. Aparentemente, se trataría de un revólver calibre 22 mm. La agente fiscal precisó que se encontraron varios proyectiles en el ropero del joven, pero no así el arma.

De momento, la fiscala explicó que la carátula del caso cambia a homicidio, pero se debe determinar si el hecho se trató de un accidente o se produjo de manera intencional. “Doloso o culposo, está en reserva de la investigación”, dijo la fiscala y remarcó que “para la Fiscalía acá hay un claro hecho de homicidio”.

También resaltó que se está investigando la actuación de los padres de Romina Ayelén, ya que desde un principio, luego de confirmarse la muerte de la menor, manifestaron que no querían que se practique la autopsia al cuerpo.

En ese sentido, mencionó la fiscala que se solicitará un informe de las actuaciones de los médicos que atendieron a la menor en el Hospital Distrital de Lambaré. Esto, teniendo en cuenta que los profesionales de blanco no se percataron de la herida de bala que presentaba el cuerpo de la joven en la zona del pecho.

La agente del Ministerio Público precisó que los restos cuentan con un orificio de entrada a la altura del tórax, pero no cuenta con orificio de salida.

La fiscala explicó que desde un principio no quedaba claro que la explosión del vapeador le haya ocasionado la herida mortal a la víctima, por lo que se dispuso la exhumación del cuerpo y la necropsia, logrando encontrar un proyectil alojado en la zona del pecho.

Los resultados de las pericias practicadas al cigarrillo electrónico determinaron que el aparato no explotó ni sufrió desperfectos, motivo por el cuál se solicitó la exhumación de los restos.


Versión familiar

Dejá tu comentario