Nacionales

Caso Dinac: Jueza dicta arresto domiciliario a proveedores de tapabocas

La jueza Cynthia Lovera otorgó este martes el arresto domiciliario a Katherine Pamela Toñánez Vera y Carlos Alberto Franco Vargas, representantes de Proyecto Global SA, empresa de la cual la Dinac adquirió los tapabocas por G. 29.990.

Katherine Pamela Toñánez Vera y su pareja Carlos Alberto Franco Vargas, representantes de Proyecto Global SA, en horas de la tarde de este martes fueron beneficiados con el arresto domiciliario tras presentarse ante el Juzgado.

El pasado viernes, ambas personas debían presentarse a una audiencia de imposición de medidas cautelares; sin embargo, ninguno de los dos acudió al Juzgado, por lo que el juez Yoan Paul López los declaró en rebeldía y dictó una orden de captura contra ellos.

Lea más: Caso Dinac: Declaran en rebeldía a proveedores de tapabocas

Toñánez Vera y Franco Vargas son representantes de Proyecto Global SA, empresa de la cual la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) adquirió 4.000 tapabocas por G. 29.990 cada uno.

La jueza Cynthia Lovera explicó que resolvió extinguir el estado de rebeldía que pesaba contra ambos procesados por lesión de confianza debido a que se presentaron este martes ante el Juzgado.

Mencionó en conversación con un medio local que tuvo en cuenta las medidas solicitadas por el Ministerio Público y también las presentaciones que realizó este martes la defensa técnica.

Refirió además que el marco penal por el cual ambas personas fueron imputadas establece una expectativa de pena de hasta cinco años.

Nota relacionada: Una rosca de empresas de maletín facturó USD 5 millones a la Dinac

Comentó también que la mujer presentó una constancia que ha sido madre hace dos meses y el Artículo 238 del Código Procesal Penal prohíbe decretar la prisión preventiva a las madres durante la lactancia de sus hijos.

Medidas del Juzgado

El Juzgado además hizo lugar a la caución personal de Ezequiel Etchgoyen y Norma Elisa Toñánez Vera hasta cubrir el monto de G. 100 millones cada uno; dichas cauciones deberán ser sustituidas por una caución real en el plazo de 10 días hábiles, contando a partir de la fecha.

Ambos imputados tienen prohibido salir del país sin autorización del Juzgado, tienen la obligación de comparecer inmediatamente ante los efectos de prestar declaración indagatoria en el Ministerio Público.

Además, tienen prohibido comunicarse por cualquier medio o internet con cualquiera de los demás imputados, informó el periodista de Última Hora Raúl Ramírez.

El caso

En el caso ya fueron procesados Édgar Melgarejo (ex titular de la Dinac), Juan Carlos Turitich Báez (gerente financiero), Marcelo Rubén Ovelar González (coordinador de la Unidad Operativa de Contrataciones), Luz María Chamorro Báez (gerente administrativa), José Fernando Gallardo de Brix (administrador del Aeropuerto Silvio Pettirossi).

Los mismos fueron imputados por lesión de confianza y también terminaron siendo beneficiados con arresto domiciliario dictado por el juez penal de Garantías Rolando Duarte.

Le puede interesar: Ministerio Público no apeló arresto domiciliario de Édgar Melgarejo

La compra de mascarillas para la Dinac se había realizado por G. 120 millones, mismo monto depositado por Melgarejo como fianza real.

El caso salió a la luz luego de varias publicaciones y reclamos en redes sociales sobre los altos costos de los insumos que fueron adquiridos por la institución en el marco de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

A raíz de esta situación, un grupo de diputados de las bancadas opositoras presentaron ante el Ministerio Público una denuncia por presunta corrupción, a fin de que se inicie una investigación al respecto.

Lea más: Fiscalía allana oficinas de la Dinac por denuncia de supuesta sobrefacturación

En su momento, Melgarejo había argumentado que las mascarillas adquiridas son del tipo PFF2 y no las comunes, por lo cual eran más caras.

Tras una investigación fiscal se corroboró que tanto la empresa que suministró los tapabocas (Proyecto Global SA) y un consorcio (Aero Tech) tenían un contrato de mantenimiento con la institución y que serían firmas de maletín. Esta situación obligó a Melgarejo a renunciar al cargo.

Dejá tu comentario