Política

Cartistas quieren mayoría absoluta para la destitución

 

La bancada de Honor Colorado en la Cámara de Diputados se mantiene en su postura inicial de que la pérdida de investidura de un diputado sea por mayoría absoluta y no por mayoría simple tal como lo establece la Constitución Nacional.

Dicha posición fue anunciada por el líder del bloque, Basilio Núñez. “La Constitución habla de mayoría simple, pero la Constitución puede ser reglamentada por ley y en este caso no pudo ser por ley, y la ley también establece que la Cámara puede establecer un reglamento para sus miembros”, enfatizó.

Dijo que se debe recordar que cuando se hizo la Constitución del 92, los constituyentes aclararon que el juzgador debe ser el Tribunal Superior de Justicia Electoral y fue rechazada esta disposición en uno de los proyectos analizados en su momento por el pleno.

La reglamentación de la pérdida de investidura figura como uno de los puntos a ser analizados durante la sesión ordinaria de hoy y la discusión se centrará en la mayoría que debe ser utilizada para la expulsión de un legislador.

En la Cámara de Senadores lo hacen conforme a lo que establece la Constitución, que debe ser por simple mayoría.

Núñez reconoció que entre los diputados existen varias posturas, que incluso se puede decir que son tres las propuestas que se manejan. “Un sector habla de mayoría simple, otros de mayoría absoluta, y otros que sea igual para la suspensión, la mayoría de dos tercios”, manifestó.

Con la postura de los colorados cartistas es casi un hecho que el reglamento a aprobarse sea con la mayoría absoluta, decisión que ayudará a seguir blindando a aquellos legisladores sobre quienes pesa pedidos de pérdida de investidura, debido a que se necesitarán de más votos para la destitución.

Recordemos que en Diputados está pendiente el tratamiento de tres pedidos de pérdida de investidura, uno de ellos desde el año pasado, el del liberal, Carlos Portillo.

Sobre los colorados Tomás Rivas y Ulises Quintana también se presentaron los pedidos, por tráfico de influencias fehacientemente comprobadas.

Dejá tu comentario