Política

Cartistas lamentan que Marito ratifique no traslado de sede

 

El miércoles, a iniciativa de los cartistas, el pleno de Diputados aprobó un proyecto de resolución para instar al presidente Mario Abdo Benítez a trasladar la Embajada paraguaya en Israel nuevamente a Jerusalén. Un día después, el primer mandatario ratificó su postura de que la sede se mantendrá en Tel Aviv.

El diputado Walter Harms, del movimiento Honor Colorado, lamentó la decisión de Mario Abdo y señaló que como bancada hicieron un planteamiento al Ejecutivo entendiendo que es lo mejor a favor de los intereses de la República. Pero que también entienden que es una potestad constitucional del presidente de la República.

“Respetamos la decisión, él (por Marito) tendrá sus motivos. Nosotros nos mantenemos en la posición de que lo mejor para el país es reconocer a Jerusalén como la capital de un país aliado, de un país con quien tenemos muchos intereses en común, beneficiosos sobre todo para el Paraguay. Pero entendemos que el presidente tiene sus posiciones personales que van más allá, inclusive de los intereses superiores de la República”, aseveró.

Harms señaló que el bloque cartista ya está habituado a que no haya una línea de comunicación ni de diálogo con el presidente, a pesar de que desde el primer día mantuvieron una línea de apoyo a su gestión, pero sintiendo siempre que no son escuchados. Dijo que esta cuestión viene a formar parte de todos esos antecedentes de no entender (el presidente) que sus opiniones o recomendaciones siempre son a favor de mejorar su gestión.

“Se puede entender que la voz del movimiento Honor Colorado solo fue importante para el presidente para frenar el juicio político en su contra, porque el presidente ni siquiera se tomó el tiempo de analizar nuestra petición. Ni siquiera consultó con nosotros los motivos reales de esta propuesta, simplemente de manera inmediata y tajante salió a reafirmar que la Embajada no se cambia. Eso suena como aquel famoso dicho de aquí mando yo y a otra cosa”, se quejó.

Para el parlamentario, la respuesta de Abdo Benítez al traslado de la Embajada es lo mismo que pasó cuando le expresaron su desacuerdo por la designación de Rodolfo Friedmann como ministro de Agricultura. “Designó a un neófito, incapaz y sin perfil como el ministro de Agricultura y el presidente se mantiene en esa decisión. No tenemos más que entender que nuestra voz, nuestra opinión de ninguna manera es escuchada”, remarcó.

Dejá tu comentario