Política

Cartes y Marito respaldan charla contra lucha feminista

El candidato presidencial Mario Abdo Benítez y el presidente Horacio Cartes participaron ayer en una charla ultraconservadora en la ANR, en donde se reafirmó la postura de la dirigencia de la ANR contra la ideología de género, el aborto, el matrimonio homosexual y la lucha feminista.

La actividad se desarrolló de la mano de dos polémicos y cuestionados argentinos Nicolás Márquez (investigado por presunto abuso sexual y que apoya la dictadura militar en su país) y Agustín Laje.

Cartes hizo de lado las actividades oficiales del Gobierno para dedicar su tiempo durante la mañana de ayer a escuchar la ponencia de los argentinos que sentaron postura en la presentación de El libro negro de la nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural.

El asesor político del presidente, Darío Filártiga, indicó que la actividad fue por sugerencia del arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela.

La intención de la ANR es marcar posición a las puertas de las elecciones generales y ganar simpatía en el electorado pro-vida. El propio Abdo Benítez había señalado que vetará cualquier proyecto que atente contra la familia.

Agustín Laje se encargó de abrir la conferencia señalando que la izquierda está detrás de la movilización de las feministas porque se dio cuenta de que hay que hacer una lucha cultural. Consideró que la nueva izquierda busca atacar a la familia, la soberanía nacional, la soberanía individual y el derecho a la vida, “en nombre del nuevo totalitarismo que es la ideología de género”.

En su exposición hizo mención a la candidata a senadora Lilian Soto, de Kuña Pyrenda, y al candidato presidencial de la alianza Ganar, Efraín Alegre, como referentes políticos que respaldan proyectos que atentan contra la familia.

contra las mujeres. Márquez se encargó de arremeter contra la lucha de las mujeres que el pasado 8 de marzo realizaron una movilización reclamando igualdad y denunciando la serie de violaciones que ocurren en el país. Todo este discurso fue desacreditado por el abogado argentino, quien dijo que fue a una marcha en su país para hacer una observación.

“La estética de cómo opera una marcha de género... son feas a propósito. Tienen ganas de joder. Lo hacen con el deliberado afán de desagradar. Nada es atractivo en una marcha feminista”, expresó.

Agregó que “quería saber qué atmósfera se respira en una marcha feminista y lo único que se respira es marihuana”. Márquez manifestó que allí solo hay “cánticos procaces y escupitajos”.

Sostuvo que toda la ideología de género es engañosa.

Cuestionó la intención de utilizar estas movilizaciones para promocionar el aborto y el matrimonio entre parejas homosexuales.

Mencionó el proyecto impulsado por el senador Carlos Filizzola, del Frente Guasu, contra toda forma de discriminación. Indicó que de “punta a punta” es un disparate y que no tiene reglón en que no esté impregnada la ideología de género y que refleja un fuerte autoritarismo.

Poco antes de cerrar la charla, una de las mujeres coloradas preguntó qué opina de la ley de paridad. No le respondió porque ya no tenía tiempo.

Dejá tu comentario