Política

Cartes suelto es un riesgo para el orden público, afirman

 

En sus argumentaciones para justificar el pedido de prisión preventiva contra el empresario y ex presidente de la República, los investigadores brasileños señalan que es vital la prisión de Cartes, para evitar que siga apoyando al supuesto esquema de organización criminal.

“No hace falta hacer mucho esfuerzo para concluir que Horacio Cartes, estando suelto, continuará siendo un riesgo para el orden público. Ya que incluso como presidente de la República se mantuvo en línea con organizaciones criminales brasiguayas”, dice parte del documento en el que trabajaron las autoridades del vecino país.

Para ellos, Horacio Cartes, con todas las argumentaciones que se hicieron en su contra, estaría sujeto a las sanciones del artículo 2 de la Ley Nº 12850/2013 que castiga a las personas que promueven, constituyen financiando o integrando una organización criminal.

A los procuradores brasileños les llamó mucho la atención cómo un presidente en funciones pudo entregar una suma millonaria a un hombre que estaba prófugo de la Justicia y que estaba escondido en su propio país, por lo que lo consideran un peligro.

Para la Justicia brasileña, el ex mandatario, con el gran poder económico y político que posee, podía interferir.

En el documento también hacen mención al desprecio que supuestamente Cartes tiene hacia las autoridades constituidas en el país por “integrar y financiar una organización criminal brasileña con tentáculos profundos en Paraguay”.

Mencionan fuentes abiertas para determinar que los supuestos negocios entre Darío Messer y Horacio Cartes incluyen el lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas en la Triple Frontera, que –según la investigación– ya estaban siendo monitoreados por diferentes agencias norteamericanas.

El documento habla también que para tratar este caso, incluso, se realizó una reunión de 24 agentes de los Estados Unidos, en diciembre del año 2009. Los uniformados pertenecen a departamentos como antidrogas, control de lavado de dinero, control de armas y otros.

Dejá tu comentario