25 feb. 2024

Carmen Villalba niega en entrevista vínculo del EPP con el narcotráfico

Ayer trascendió una entrevista que concedió la integrante del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Carmen Villalba, condenada por secuestro, al medio internacional Resumen Latinoamericano.

Control.  Villalba observa la presencia de la ministra Sheila Abed, tras una visita a la cárcel.

Control. Villalba observa la presencia de la ministra Sheila Abed, tras una visita a la cárcel.

Entre otras cosas, Villalba, quien cumple una condena de 18 años por el secuestro de María Edith de Debernardi, en el 2001, niega que el EPP tenga vinculos con narcotraficantes, como sospechan los responsables antidrogas paraguayos.

La mujer, quien supuestamente intentó fugarse de la cárcel y por ello fue trasladada el pasado viernes a la Agrupación Especializada y luego a la base de las Fuerzas de Operaciones Especiales (Fope), afirmó que, como marxista, ha tomado el camino de la lucha armada y que respeta profundamente la opinión de los socialistas que no estén de acuerdo con la opción del grupo al cual pertenece y al que se responsabiliza de secuestros, ataques a comisarías y crimen de civiles y policías.

“Sin embargo, en el momento en que se alían con sectores de la oligarquía y con la opinión de los medios corporativos y señalan que el EPP ‘es el narcotráfico’ o que respondemos a intereses de los ganaderos, deberían darse cuenta que precisamente somos nosotros quienes enfrentamos a esos ganaderos, al gobierno oligárquico y a sus cómplices con las armas en la mano”, refirió Villalba.

Según ella, el vínculo del grupo armado se debe a “la tergiversación que llevan adelante los medios de comunicación, que son propiedad de la oligarquía paraguaya. Además, hay una estrecha unión entre ganaderos, sojeros, narcotraficantes, policías y políticos”`, consideró. “Nosotros estamos actualmente en guerra contra esa mafia, su gobierno y el Estado y lo hacemos porque nadie tiene dudas en nuestro país que esa oligarquía y sus partidos están compuestos por narcotraficantes”, acusó la presa considerada de mayor peligrosidad entre las que ocupan una celda en el Buen Pastor.

La mujer asegura que el EPP defiende los intereses del pueblo campesino pobre, que “todos los días debe enfrentar el asesinato, el desalojo y el avasallamiento represivo de cada gobierno que se instala”.

CRECIMIENTO. También habló de la militarización en el Norte del país tras el último ataque perpetrado por el grupo en Tacuatí.

Habló que en Paraguay siempre hubo represión, y dijo que cada vez más aumenta la escala de ataques.

En otro punto manifestó que el grupo armado creció.

“Durante la era Lugo, el EPP ha soportado, ha resistido y ha crecido”, describe.

“Hemos sabido sobrellevar épocas de gran militarización, y por lo tanto no nos toman por sorpresa estas medidas que ahora implementa el Partido Colorado en el poder. Lo más importante para nosotros es seguir penetrando en el corazón de los más humildes, ya que el pueblo empieza a darse cuenta de que los integrantes de EPP están a su lado y sufren sus mismas condiciones de vida”, manifestó la mujer, quien ha encabezado en reiteradas ocasiones amotinamientos en la cárcel de mujeres.

En su entrevista, ratificó la lucha armada que emprende su grupo; además, dijo que 15 personas aproximadamente están recluidas en la cárcel, además de numerosos campesinos de organizaciones.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.