Economía

Cancillerías de Paraguay y Brasil discuten sobre Itaipú

 

Para hoy, en Hernandarias, está prevista la reunión entre las altas partes contratantes de la Itaipú Binacional, representadas por las cancillerías de Paraguay y Brasil. El objetivo principal es encontrar una solución al problema suscitado entre la ANDE y Eletrobras por la contratación de potencia de la hidroeléctrica, pero también se podrá adelantar la negociación del 2023.

Los brasileños no están conformes con la modalidad actual de adquisición, pues aseguran que la empresa paraguaya se estaba beneficiando en demasía, ya que se le permitía comprar la energía adicional a la garantizada (excedente), la cual tenía un costo mucho menor, mientras que Eletrobras debían adquirir la garantizada a precios superiores.

El país vecino alega que en los últimos años este hecho repercutió en un gran crecimiento económico de Paraguay y un éxodo de las propias empresas brasileñas para asentarse en territorio paraguayo, dado que los costos de energía eran más favorables. Por consiguiente, intima a que la compañía paraguaya haga una mayor compra del producto garantizado (más caro).

Fabián Cáceres, gerente técnico de la ANDE, aclaró que la entidad no participará del encuentro y todo el diálogo correrá a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores. No obstante, indicó que asesoraron convenientemente a los diplomáticos compatriotas para hacer valer las exigencias nacionales y estarán al tanto de cualquier consulta. Mencionó que, por una cuestión de respeto a los embajadores, no puede adelantar cuáles serán los puntos exigidos por nuestro país.

Sin embargo, meses atrás, Cáceres destacó que Eletrobras no puede imponerle a la ANDE sus niveles de contratación y explicó que cualquier aumento en el costo que tenga la firma local generará un perjuicio a los consumidores, dado que se tendrá que generar más ingresos para pagar las nuevas cuentas. Por consiguiente, se podrían aumentar las tarifas y la ANDE no puede aceptar eso, enfatizó.

DISMINUIR COSTOS. La jugada de Brasil viene siendo bastante clara desde que asumió Joaquim Silva e Luna en la dirección brasileña de Itaipú. El general de Ejército precisó en más de una ocasión que las órdenes del presidente Jair Bolsonaro son reducir los costos en la hidroeléctrica y lograr una energía más barata para su país. Para el efecto, la nación vecina ahora quiere establecer una contratación anual de potencia, previsible incluso hasta el 2022. Vale remarcar que ANDE y Eletrobras venían haciendo la contratación mensualmente.

Silva e Luna también dispuso sendas medidas de austeridad, como la descontratación de funcionarios comisionados y el fin de los patrocinios (auspicios).

Dejá tu comentario