Política

Cancillería dice que cambiaron reglas del Focem para tender trampa al país

El Consejo Mercado Común cambió las reglas del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur y condiciona a una autorización suya la transferencia a Paraguay de USD 41 millones destinados a la obra Costanera Norte.

En la reunión extraordinaria del Mercosur, celebrada en Brasilia, ya con la participación plena de Venezuela como Estado Parte, el Consejo Mercado Común (CMC) modificó el reglamento de los Fondos Estructurales del Mercosur (Focem) estableciendo que para la firma y puesta en marcha del proyecto debe obtenerse una autorización de esta máxima instancia del bloque regional.

Con esto, la transferencia de los USD 41 millones de dólares que Paraguay había obtenido del Focem, con una contrapartida de USD 17 millones, quedaba supeditada a una nueva autorización del CMC que, según técnicos de la Cancillería Nacional, no está estipulado en el reglamento.

En el artículo 54 del Reglamento del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur se establece que "el CMC aprobará, por medio de una decisión (resolución), los proyectos a ser financiados por el Focem y asignará los recursos correspondientes a cada uno de ellos".

Aprobado el proyecto, tal como ocurrió con Costanera Norte, solo quedaba hacer lo que dice el artículo 56, inciso 2, del mismo reglamento: "Luego de la aprobación por el CMC, el Estado beneficiario y la UTF (Unidad Técnica de Focem) deberán suscribir el Convenio de Financiamiento dentro del menor plazo posible".

Sin embargo, en julio pasado, en Brasilia, cuando se ratificó la incorporación de Venezuela, el CMC adoptó la Decisión 06/12, en la que se aprobó el proyecto de la Costanera, presentado por Paraguay, y agregó en el punto 3 de esta resolución que "el Consejo del Mercado Común autorizará oportunamente a la Secretaría del Mercosur a proceder a la conclusión y suscripción del instrumento jurídico relativo a la ejecución y al cronograma de financiamiento del proyecto".

Si Paraguay aceptaba esta disposición, significaría el reconocimiento tácito de Venezuela, como miembro pleno del Mercosur, puesto que el CMC está integrado por los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía de los Estados Parte. Entre ellos, los de la República Bolivariana. Para la Cancillería, establecieron un "procedimiento ajeno al dispuesto en el artículo 54". Una "trampa", dijo el canciller José Félix Fernández, que agrava la situación antijurídica imperante en el Mercosur, como señala la nota remitida al bloque regional por el país para comunicar que por ahora rechaza esos fondos.

Dejá tu comentario