País

Cambios de hábitos en los jóvenes son señales de alerta para padres

 

Alertas prendidas. Las presiones a las que están expuestos los jóvenes actualmente se suman a los factores que pueden afectarlos. Profesionales de la salud mental llaman a estar atentos a las señales que puedan dar indicios de intenciones de suicidio, por el alto nivel de depresión que atraviesan.

“La variación de la conducta es una de las primeras señales que deben llamar la atención. Cuando la persona empieza a cambiar de hábitos. Si antes hacía actividad física, empieza a fumar o a tomar bebidas alcohólicas. Este es el primer nivel”, dice la sicóloga Mabel Varesini, quien divide la situación en tres etapas.

En el segundo nivel, cuando la presión se hace insoportable, es necesario conversarlo con los familiares y el entorno cercano. En la tercera etapa es cuando piensa que ya no hay salida y hasta piensa en autoeliminarse.

REDES. Existen estudios que han demostrado que cuatro de cada cinco jóvenes afirman que el uso de las redes sociales provoca que sus sentimientos de ansiedad empeoren, señala la sicóloga Fátima Acosta.

“Las imágenes –a menudo poco realistas– que se ofrecen en las redes sociales pueden hacer que los jóvenes tengan sentimientos de baja autoestima y la búsqueda del perfeccionismo, que puede manifestarse como trastornos de ansiedad”, señala Acosta.

La visión sobre el impacto de las redes sociales en los jóvenes es compartida por su colega Varesini. Esta agrega que una cultura como la paraguaya no tiene incorporada una educación para expresar lo que uno siente.

MEDIOS. El papel que cumplen los medios en estas situaciones en que toman decisiones drásticas es importante, señalan ambas profesionales. Sobre todo cuando no se centran en el morbo.

“Los medios de comunicación deben cumplir un papel más educativo y reflexivo”, señala Varesini. Su colega Fátima Acosta concuerda con ella y agrega que “cumplen un rol vital para la difusión de mecanismos de prevención, como la salud mental”.

Embed


La familia debe volver a pasar tiempo de calidad con los hijos, facilitar la comunicación entre todos. Fátima Acosta, sicóloga.

Debe existir empatía con las personas que están soportando una gran presión y aprender a escucharlas. Mabel Varesini, sicóloga.

Dejá tu comentario