País

Calles calamitosas y falta de desagües en Roque Alonso

Las calles de la ciudad de Mariano Roque Alonso reflejan la desidia del Municipio que tiene como intendenta a Carolina Rocío Aranda Fernández, quien se desempeña como jefa comunal ya desde 2015, y pese al tiempo de su administración, la ciudad persiste con una precaria infraestructura, baches, recapados asfálticos provisorios y falta de un sistema de desagüe pluvial.

Los pobladores del barrio La Concordia de Mariano Roque Alonso denuncian la inacción del Municipio, por ejemplo, en las calles Capitán José M. Bado esq. Mayor Bullo que se encuentran en un estado deplorable desde hace cinco años con una gran cantidad de pozos que apeligran a los conductores.

Además, los vecinos comentaron que de su propio bolsillo tuvieron que construir un canal de desagüe debido a que luego de cada lluvia la zona se inunda por completo.

“Desde hace cinco años la situación es así en este barrio. El cauce de agua hicieron los vecinos y pagaron de su propio bolsillo porque el apoyo de la Municipalidad de Roque Alonso es nulo”, dijo uno de los pobladores del barrio La Concordia.

Los pozos del sitio constituyen un grave riesgo para conductores que no son de la zona y sobre todo en horas de la noche por la nula visibilidad. Así también, la basura acumulada en el sector es un potencial criadero de mosquitos del dengue y todo tipo de alimañas que generan un ambiente totalmente insalubre.

En Mariano Roque Alonso, los vecinos de barrio Central ya están acostumbrados a que un riacho corra al margen de las calles. El agua en la canaleta es una constante y destruyen el pavimento en la zona.

Según la Asociación Civil de Auditoría Ciudadana, de Mariano Roque Alonso, son los vecinos quienes realizan el trabajo de limpieza y drenaje, ya que no hay respuestas desde la Comuna roquealonseña.

Otro ejemplo es la avenida General Díaz, que se encuentra minada de baches en una extensión de 150 metros. Los que frecuentan la zona optan por otro carril para evitar pasar por el nefasto camino.

Con las lluvias, la profundidad de estos gigantescos baches es invisible. La zona no cuenta con señalizaciones, por lo que una persona que no frecuenta este sitio termina ingresando los primeros tramos, hasta que se percata que es imposible, y sale del carril debido a estos peligrosos hoyos, según relató a ÚH uno de los conductores.

Además de pozos con agua, en el tramo se pueden observar restos de guardabarros y parachoques de vehículos, que probablemente fueron víctimas de los cráteres de la zona.

Irregularidades. La Asociación Civil de Auditoría Ciudadana de Mariano Roque Alonso presentó varias notas con documentos que avalan varias irregularidades en la gestión municipal de la intendenta Carolina Rocío Aranda Fernández. Uno de los informes presentados demuestra que en el 2020 la Comuna de Mariano Roque Alonso gastó más de G. 11.170 millones en solo 5 rubros.

Hasta la fecha, la jefa comunal no presentó ningún documento a la Fiscalía por la sospecha de malversación de fondos. Tampoco respondió a llamados de esta hoja para dar su versión.

Dejá tu comentario