Economía

Cadam pide que autos usados cumplan las leyes

 

Sebastián Acha, ex diputado y asesor de la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (Cadam), cuestionó que se defienda la importación de autos usados solamente por el impacto que tendría para la recaudación de Aduanas. Explicó que son muchos los otros aspectos que se tienen que analizar, empezando por la alta informalidad que tiene el sector y por el estado de los coches que ingresan al país.

Aclaró que USD 3.000 es el impuesto aduanero de cada 0 km ingresado al Paraguay, contra USD 500 que abona un coche usado. Remarcó que si la recaudación es lo único que importa, se tendrían que empezar a importar más coches nuevos. Acotó que el 66% de los vehículos de segunda mano que se comercializan en el país ya tienen más de 15 años. Acha apuntó que la Cadam no está en contra del negocio de autos vía Chile, pero solicitó que se haga respetar la ley y que no se ingresen los vehículos que ya sobrepasen los diez años. Al respecto, criticó los recursos de inconstitucionalidad que brindó la Justicia a algunos comerciantes para que sigan introduciendo los coches que sobrepasan una década de utilización.

“En ningún momento uno pretende establecer una prohibición a la importación de autos usados; de hecho, existe una ley que permite la importación de hasta diez años de antigüedad. En el 2018 se importaron 71.820 autos y camiones usados, de los cuales 63.582 tienen más de diez años de antigüedad. Haciendo los cálculos, han dejado de aportar USD 90 millones, porque al ser más viejos, su valor baja”, precisó. Apuntó que por esa razón ninguno de los 30 mayores importadores de autos usados figuran en la lista de grandes contribuyentes de la Subsecretaría de Estado de Tributación. Este grupo posee el 70% del negocio de la importación, lo que representa 48.800 unidades de rodados, agregó.

Acha también destacó que los importadores de usados no figuran como aportantes del Instituto de Previsión Social, siendo que los empleados de las playas tienen que entrar al sistema previsional. “Acá no se plantea una discusión entre ricos y pobres. Vamos a importar todos bajo las mismas normas. Porque si vamos a hacer exoneraciones y a traer vehículos de más de diez años, por supuesto que también se pueden acoger a eso los representantes de marcas. Pero sus fábricas ya no envían, porque se sabe que está mal, por motivos de salud y seguridad”, concluyó.

Dejá tu comentario