Política

Cachito Salomón consiguió cargos claves para sus parientes y amigos

El senador colorado, aliado del presidente de la República Mario Abdo Benítez, logró ubicar a sus familiares y allegados en importantes puestos con jugosos salarios en instituciones públicas.

Los clanes familiares empotrados en la función pública son un caso común y frecuente en nuestro país y más aún cuando están en la vereda del poder, como es el caso actual del senador colorado Óscar Cachito Salomón.

El legislador colorado va por su segundo periodo como senador. Antes estuvo como diputado y dichos cargos en el Legislativo le sirvieron para ubicar a sus leales en los puestos públicos.

En el caso de Salomón, su cercanía con el presidente de la República Mario Abdo Benítez también le sirve para conseguir cargos con importantes salarios a sus familiares, amigos y operadores políticos, sin la necesidad que estos pasen por un concurso público de oposición, situación también usual y que se replica con la mayoría de los políticos, principalmente los parlamentarios.

Apenas asumió Abdo Benítez la presidencia el 15 de agosto pasado, Salomón logró interesantes cargos, principalmente en las dos Binacionales (Itaipú y Yacyretá), en donde en algunos casos el 17 de agosto, dos días después de la asunción presidencial, ya ingresaban sus allegados, con jugosos salarios.

Cachito Salomón como legislador tiene un salario de G. 32.774.840, más G. 5.500.000 en vales de combustible a los cuales, se le suman el seguro médico y odontológico vip.

Su hijo, Felipe Salomón, también está en la función pública, fue designado como ministro de la Secretaría de la Juventud, con un salario de G. 25.818.493 más otros beneficios. El joven ministro es anunciado como precandidato a intendente de la ciudad de San Lorenzo, donde es presidente de la seccional colorada más grande.

Este hecho también lleva a que los Salomón busquen más puestos claves en las instituciones públicas.

FAMILIA. Los cuñados y los sobrinos del senador también fueron bien ubicados.

Uno de los cuñados beneficiados es Juan Ramón Ibarra, con un cargo en la Entidad Binacional Itaipú, donde percibe mensualmente G. 35.685.011, mientras que su hijo Juan Ibarra Salomón está en la Entidad Binacional Yacyretá, con un salario de G. 21.130.157 más otros beneficios.

Pero no solamente los parientes ocupan cargos estatales gracias a la influencia del parlamentario. También los amigos fueron situados en puestos de relevancia y ellos son Juan Manuel Enciso, quien está como director de la Secretaría de la Juventud con un salario G. 9.456.545.

Otro amigo es Óscar López y está también en Yacyretá, donde percibe mensualmente G. 17.721.700, más G. 14.436.302 en beneficios.

Igualmente se encuentra Arnaldo Fernández, que recibe mensualmente más de G. 61 millones de Yacyretá.

En la Secretaría de la Juventud, con Felipe Salomón está César Centurión, con un salario de G. 4.658.300.

Solamente estas ocho personas, encabezadas por el senador Salomón, representan un costo de G. 228.550.636 al mes al erario público. Lo que hace a un total anual de G. 2.971.158.268.

Casos similares al del senador Salomón existen en gran cantidad en los entes públicos, donde se utiliza el poder para situar a los familiares, amigos y operadores, sin importar el partido político.

Dicha práctica prebendaria significa la superpoblación de funcionarios en todas las instituciones públicas, lo que implica que los recursos estatales son usados en más del 80% para el pago de salarios y esto dificulta la inversión en obras de infraestructura, en salud y educación.

Embed

Dejá tu comentario