Política

Buscarán aprobar ley para pasar miniclínica de Diputados al MSP

 

La mesa directiva de la Cámara de Diputados estableció ayer, como uno de los puntos del orden del día a ser analizados en la sesión ordinaria de mañana, el proyecto de ley que autoriza al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, la modificación de la programación de los montos de los ingresos, gastos, la transferencia de créditos y el traslado del anexo del personal de la Cámara Baja al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, dentro del Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2019, aprobado por Ley N° 6258, el 7 de enero de 2019.

Esta normativa pone a disposición del Ministerio de Salud unos 25 funcionarios, entre médicos, enfermeros, odontólogos y nutricionistas, que de aprobarse, migrarán con sus respectivas líneas presupuestarias y su antigüedad en la función pública.

La iniciativa fue presentada semanas atrás por el diputado cartista Basilio Núñez, médico de profesión, quién indicó que es el momento de plantear una solución definitiva a un problema que se viene arrastrando desde hace más de 25 años. “Conozco lo que es ser personal de blanco y creo que la forma más valedera es a través de una ley, y de esta manera liberamos de forma definitiva a la Cámara del personal de blanco y para que quede también un precedente”, remarcó.

URGENCIAS. Indicó que para que en la sede parlamentaria exista personal para urgencias, el presidente de la Cámara puede incluir en la cláusula del seguro médico, personal de salud privado que preste servicios en la institución o en todo caso se hace un convenio con el Ministerio de Salud, pero ya no contar con la miniclínica que tienen actualmente.

En Diputados están en la dirección médica: 4 sicólogos, 3 odontólogos, 1 obstetra, 5 nutricionistas, 5 enfermeros, 5 médicos, entre ellos la polémica Perla (Perlita) Paredes Acosta y 3 asistentes administrativos.

Cabe resaltar que, aunque existe esa inmensa cantidad de personal de blanco, no cuentan con las herramientas necesarias para realizar el trabajo.

Una de las nutricionistas que integra la Cámara, Sandra Ortellado, también estuvo a la luz pública por percibir dos salarios como funcionaria pública. Uno en Diputados y otro en la Corte Suprema.

Desde hace varios años que los medios de comunicación se hacen eco de esta situación y también de la indignación ciudadana que causa. Sin embargo, es la primera vez que se plantea un proyecto de ley para el efecto. El año pasado, el actual titular de la Cámara Baja, Miguel Cuevas, había anunciado la firma de un convenio con el Ministerio de Salud, pero esto no pasó a ser un simple anuncio. Al contrario, Cuevas aumentó la cantidad de personal de blanco.

El documento a ser analizado por el pleno debe ser dictaminado por la Comisión de Presupuesto, a cargo de Arnaldo Samaniego, que viene dilatando el estudio de la normativa.

Dejá tu comentario