Nacionales

Bruno Marabel buscaba un arma porque vivía amenazado, revela abogada

La defensa de una de las jóvenes imputadas por el asesinato de Dalma Rojas y su familia reveló que, de acuerdo a su clienta, Bruno Marabel pedía desesperadamente a sus compañeros de trabajo que le presten un arma de fuego porque vivía amenazado por ladrones.

La abogada Griselda Acosta, representante legal de Alba Armoa, comentó este martes que su defendida declaró ante el Ministerio Público que Bruno Marabel, principal sospechoso del macabro crimen de Dalma Rojas y su familia, pidió desde el 20 de setiembre un arma de fuego a sus compañeros de trabajo.

El joven, supuestamente, vivía amenazado por unos ladrones que querían robarle y atentar contra su familia, según comentó Acosta en entrevista con radio Monumental 1080 AM.

“Él decía que iban a entrar a robarle todo y hacerle ciertas cosas. Hasta que el 29 de setiembre amanece frente a su lugar de trabajo todo golpeado y torturado, con rasguños y la pierna cortada. Ahí dijo que durante la noche anterior, el 28 de setiembre, ya entraron a su casa a robarle y le golpearon todo”, manifestó la abogada.

Lea más: Aún no se determina participación de imputadas en quíntuple asesinato

Añadió que en ese momento, en su trabajo, le dieron el día libre a Marabel para que pueda recuperarse de la situación. Asimismo, señaló que su clienta, Alba Armoa, le sugirió que vaya a denunciar a la Policía, pero él se negó.

“Mi representada le dijo que vaya a denunciar, pero Bruno le dijo que solo necesitaba un arma para proteger a su familia porque se trataba de gente muy peligrosa”, detalló.

La letrada mencionó que, a raíz de esa situación, creen que el joven Bruno Marabel solo estuvo involucrado en la muerte de Julio Rojas del Valle, padre de Dalma.

Tal declaración coincide con lo que manifestó Edgar Fiddes, asistente de Christian Patiño, abogado del principal sospechoso del crimen múltiple. Él dijo que el defendido le confió que solo mató al padre de Dalma, no así a las mujeres y a los niños.

Por otro lado, Acosta ratificó que su cliente es inocente en el caso del asesinato, pero que probablemente puede ser acusada por otros hechos.

“Alba probablemente es culpable de obstrucción a la Justicia, de no haber denunciado la sospecha de la comisión de un hecho punible; pero, en cuanto al asesinato, ella es realmente inocente. Ella no mató a nadie y ella tampoco estuvo en el momento del asesinato”, sostuvo.

Remarcó que Alba en realidad fue víctima de Bruno Marabel, quien la mantuvo amenazada durante unos días para que no lo abandonara.

Nota relacionada: Novia de Bruno Marabel vivió con él por 10 días en la "casa del horror"

Crimen macabro

El caso guarda relación con el hallazgo de los restos de Dalma Rojas, de sus padres y sus dos hijos, el pasado 8 de octubre, luego de que los vecinos hayan informado a las autoridades sobre un olor nauseabundo que expedía la "casa del horror", ubicada sobre las calles Oliva y Montevideo, en el microcentro de Asunción.

Tras ingresar al lugar, la Policía Nacional encontró el cuerpo de Julio Rojas del Valle en el interior de una de las habitaciones. Luego, en el fondo de la vivienda, halló a las otras cuatro víctimas fatales, que fueron enterradas en dos fosas.

Según los investigadores, al menos cuatro de los miembros de la familia fallecieron tras recibir múltiples puñaladas con un arma blanca.

Imputados

Por el caso, Bruno Javier Marabel Ramírez fue imputado por feminicidio y homicidio doloso. También la Fiscalía imputó por homicidio doloso en calidad de cómplices a Alba Rosalía Armoa Núñez, de 18 años, así como a los hermanos Marcelo Gabriel (23) y María Araceli Sosa Díaz (22). Todos ellos están detenidos y guardan prisión preventiva.

Dejá tu comentario