Economía

Brindarán asistencia a horticultores gracias a cooperación israelí

Productores hortícolas de Alto Paraná y otros departamentos tendrán la posibilidad de mejorar sus rendimientos, gracias a la asistencia que brindarán especialistas israelíes para conformar un centro de excelencia agropecuaria.

Tomate, pimiento (locote), repollo, pepino y zapallito son los principales rubros fomentados en el distrito de Yguazú, donde se encuentra el Centro Tecnológico Agropecuario del Paraguay (Cetapar), en cuyo predio se establecerá la unidad de investigación citada.

Así lo mencionaron el ingeniero agrónomo Édgar Figueredo, de Fecoprod, y Karen Riveros, ambos ex becarios del Gobierno de Israel, de cuyo aprendizaje encararon el proyecto para asistir a productores del departamento citado, pero también de otros que se vayan agregando.

“La idea es demostrar áreas de innovación en horticultura, con parcelas demostrativas mediante un sistema de riego; además de realizar investigaciones, ensayos, evaluación y luego replicar en otras zonas”, destacó la ex becaria.

A los productores se les provee de un sistema de riego innovador (un kit de riego para 500 m2 que tiene la ventaja de facilitar en tiempo la labor en la huerta) y especialistas israelíes asistirán a los interesados, según coincidieron ambos especialistas.

“El beneficio será para los productores hortícolas de varias zonas del país; pretendemos permitir que los productores tengan acceso a la innovación y a las nuevas técnicas de producción”, dijo Figueredo.

Una experiencia primigenia se tuvo con 12 pequeños productores, quienes durante 6 meses evolucionaron en su rendimiento. “Un productor que llegó a tener 1.100 plantas de tomate antes solo cultivaba cebolla y debía juntar en carretilla para salir a vender. Hoy ya llegan a su finca a hacer los pedidos”, destacó el ingeniero agrónomo.

“Estuve en Israel haciendo un curso de desarrollo e innovación en el sector agrícola, y de ahí nació la idea de brindar ayuda a Cetapar, además de fortalecer el sector hortícola. Se pretende constituir un laboratorio, además de incentivar actividades de campo, e incluso más adelante también fortalecer el área de lechería”, expresó por su parte Riveros.

Uno de los objetivos es contar con paquetes tecnológicos para producción de hortalizas, desde modelos básicos hasta algún tipo de producción en invernadero, con tecnología de riego, para que se puedan desarrollar variedades y adaptarlas a la ecorregión, según los expertos.

Dejá tu comentario