Mundo

Brasil pide acuerdo entre China y EEUU pese a que guerra puede beneficiarlo

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, espera que China y Estados Unidos lleguen a un acuerdo sobre sus divergencias comerciales pese a considerar que la "guerra" entre las dos mayores potencias mundiales puede beneficiar las exportaciones de Brasil, afirmaron fuentes oficiales este lunes.

"El Gobierno brasileño espera que Estados Unidos y China resuelvan sus problemas comerciales, ya que son los dos mayores socios comerciales del país", afirmó el portavoz de la Presidencia brasileña, Otavio do Rego Barros, en una rueda de prensa en el Palacio de Planalto.

Lea más: Trump lanza nuevas advertencias a China en plena guerra comercial

"Eventualmente, Brasil puede beneficiarse (de la guerra comercial). No obstante, cualquier problema entre las dos mayores economías naturalmente va a provocar daños en todo el mundo", agregó el vocero presidencial.

Do Rego Barros se pronunció sobre la guerra comercial al ser interrogado sobre la posición de Brasil ante una crisis que provocó caídas generalizadas en las bolsas mundiales este lunes, incluyendo la de Sao Paulo, ante el temor de los inversores de que la situación pueda agravarse.

Las turbulencias financieras se produjeron horas después de que Pekín anunciase que desde el 1 de junio impondrá aranceles del 25% a bienes importados de EEUU por valor de USD 60.000 millones, en respuesta los gravámenes por USD 200.000 millones de impuestos por Estados Unidos a productos chinos.

Entérese más: Trump pierde la paciencia y eleva al máximo la presión contra China

El Gobierno del presidente Donald Trump impuso las restricciones con la intención de intentar equilibrar una balanza comercial claramente favorable a China.

El déficit comercial de EEUU con China en 2018 fue de USD 419.000 millones debido a que las exportaciones estadounidenses al gigante asiático fueron de solo USD 120.000 millones mientras que EEUU importó bienes desde China por USD 540.000 millones.

Las negociaciones para un acuerdo entre ambos países se enfriaron el viernes después de que Washington comenzara a aplicar ese día el aumento del 10% al 25% de los aranceles a bienes importados del gigante asiático, rompiendo así una tregua de más de seis meses en la disputa comercial.

Según un estudio divulgado la semana pasada por la Confederación Brasileña de la Industria (CNI), Brasil ganó más de USD 8.000 millones por esa guerra comercial gracias a que aumentó el volumen de sus exportaciones hacia China, que desde hace años desplazó a Estados Unidos como principal socio comercial del país.

El aumento de los aranceles chinos para 382 productos estadounidenses permitió que las exportaciones brasileñas al país asiático aumentaran más del 30% el año pasado en comparación con el período anterior, según la patronal de los industriales.

El mayor salto en valor de exportación ocurrió con la soja, producto del que Estados Unidos es el principal productor del mundo pero Brasil el principal exportador, por lo que la venta del grano brasileño a China se ve beneficiada al no tener competencia.

En 2018, China compró USD 7.000 millones más de soja que en 2017 a Brasil.

De acuerdo con la CNI, la guerra comercial entre China y Estados Unidos le ha permitido al gigante sudamericano conquistar otros mercados en el país asiático como el de carne bovina, menudencias de pollo, algodón, jugo de naranja, castaña de Pará, peces ornamentales y cajas de cambio para vehículos y automotores.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario