Política

Bolsonaro promete terminar asilo “a bandidos” escondidos en Brasil

Durante la reunión que mantuvieron ayer, el presidente del Brasil prometió a su colega Mario Abdo que su Gobierno ya no dará asilo a terroristas, en alusión a Juan Arrom y Anuncio Martí.

El presidente Mario Abdo Benítez y su homólogo Jair Bolsonaro del Brasil mantuvieron ayer la primera reunión bilateral en Brasilia, en donde se comprometieron en avanzar en temas centrales como la renegociación de Itaipú, la seguridad, conectividad y el combate al crimen organizado en la frontera.

Marito fue recibido al promediar la mañana en el Palacio de Planalto con honores de Estado por Bolsonaro, con quien al término del encuentro y en presencia de ministros y directores de la hidroeléctrica Itaipú, dieron a conocer una declaración conjunta.

Un tema que formó parte de la agenda fue el estatus de refugiados políticos que beneficia a Juan Arrom y Anuncio Martí, quienes deben responder ante la Justicia paraguaya por el secuestro de María Edith Bordón.

El Gobierno paraguayo espera que se levante dicho estatus. “Brasil y nuestro Gobierno no darán asilo a terroristas y a cualquier otro bandido escondido aquí como refugiado político”, prometió Bolsonaro. La decisión final está en manos de la Comisión Nacional de Refugiados (Conare).

Declaración conjunta. Abdo Benítez y Bolsonaro firmaron también una declaración conjunta en donde reafirmaron el plan de ambos gobiernos de llevar adelante una cooperación bilateral para el combate al crimen organizado transnacional y se comprometieron a intensificar los contactos entre las autoridades de seguridad e inteligencia.

En ese sentido, Bolsonaro agradeció la actitud del gobierno de Abdo Benítez en dar la mayor celeridad a los trámites para la expulsión del país de criminales brasileños de alta peligrosidad y su entrega a la Policía Federal del Brasil.

Durante el encuentro bilateral se comprometieron además en seguir con el proyecto de construcción de puentes, además de avanzar en los planes de integración productiva.

Sobre el Mercosur, acordaron formalizar sus esfuerzos en materia de acceso a mercados, facilitación del comercio y refuerzo de la competitividad.

Venezuela. Un capítulo especial de la cumbre fue la crisis en Venezuela. Ambos gobernantes reiteraron su firme compromiso de seguir apoyando al pueblo venezolano y al gobierno del presidente encargado, Juan Guaidó, y esperan el restablecimiento del país con la caída del régimen de Nicolás Maduro.

Sobre el punto, Abdo Benítez destacó que el mundo requiere de liderazgos firmes para el fortalecimiento de la democracia. En ese sentido, destacó que Paraguay y Brasil no se mantuvieron indiferentes ante el sufrimiento de Venezuela. “Hoy miro el futuro con grandes esperanzas, con procesos de integración que son necesarios. El proceso de integración es irreversible”, dijo Abdo Benítez.

Dejá tu comentario