Mundo

Bolsonaro envía tanques de oxígeno a Manaos tras críticas por colapso sanitario

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, envió cinco tanques de oxígeno líquido a la ciudad amazónica de Manaos, donde se registra un colapso sanitario por los casos de Covid-19, después de que líderes y partidos de la oposición en Brasil lo responsabilizaran de la situación.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, comunicó este domingo que el sábado envió cinco tanques de oxígeno líquido a la ciudad de Manaos, de la Amazonía, donde se registra un colapso sanitario por los casos de Covid.

"En la tarde de (16/01), um KC-390 despegó a las 17.09 de Guarulhos/SP con destino a Manaus/AM, transportando cinco tanques más de oxígeno líquido. En la noche de esta jornada (16/01), el avión aterrizó a las 19.40 en el destino e descargó los equipos", tuiteó.

Un día antes, el líder de la negacionista ultraderecha brasileña, divulgó desde su cuenta que fueron enviados a la misma ciudad amazónica 8,5 toneladas de material hospitalario, camas, tiendas, generadores y carpas "en apoyo" a la operación.

Nota relacionada: "Brasil está en bancarrota, no consigo hacer nada", dice Bolsonaro

El Gobierno brasileño tuvo que lanzar una campaña para trasladar a otras ciudades al menos 235 pacientes con Covid-19 hospitalizados en Manaos y para enviar cilindros de oxígeno a la ciudad amazónica en dos vuelos diarios realizados por aviones militares tras las críticas, informó Efe.

El gobernador de São Paulo, Joao Doria, y el popular presentador de televisión Luciano Huck, que son considerados como posibles rivales de Bolsonaro en las elecciones presidenciales de 2022, encabezaron las críticas contra la administración de Bolsonaro y las secundaron algunas organizaciones sociales.

Las manifestaciones de condena al jefe de Estado se multiplicaron luego de que el presidente calificara como "terrible" la situación de Manaos pero alegara que el Gobierno ya había hecho su parte.

Más detalles: Colapso en Amazonia indigna a Brasil y Venezuela envía oxígeno

"Nosotros estamos siempre haciendo lo que hay que hacer. Problema en Manaos, terrible el problema allá. Pero nosotros hemos hecho nuestra parte, (con) recursos y medios", afirmó el mandatario al dar a entender que el colapso hospitalario sería responsabilidad del Gobierno regional de Amazonas y del municipal de Manaos.

La mayor ciudad de la Amazonía enfrenta una grave situación sanitaria debido al número récord de hospitalizaciones por el Covid-19 y de entierros de las víctimas de la pandemia, que agotaron la capacidad de las centros médicos, y a que los hospitales se quedaron sin oxígeno para los pacientes conectados a respiradores mecánicos.

Doria, que desde el inicio de la pandemia viene criticando a Bolsonaro por su negacionismo sobre la gravedad de la pandemia, afirmó este viernes que el presidente puede ser acusado de genocidio y pidió una inmediata reacción del Congreso.

Lea además: Primera polémica del año de Bolsonaro por provocar un tumulto en una playa

Luciano Huck, señalado como un posible candidato presidencial de centroderecha que puede poner fin a la actual polarización del país entre Bolsonaro y el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, también culpó al presidente por el colapso en Manaos y convocó a los brasileños a protestar con cacerolas.

El cacerolazo se sintió en diferentes ciudades de todo ese país el viernes. Las protestas también fueron convocadas por los movimientos Vem pra rua (Ven a la calle) y MBL (Movimiento Brasil Libre), grupos que fueron responsables por las multitudinarias manifestaciones que hicieron templar al Gobierno de Dilma Rousseff en 2013.

Dejá tu comentario