Mundo

Biden y Trump van al Medio Oeste en recta final de la campaña

 

El Medio Oeste de Estados Unidos fue ayer un feroz campo de batalla política: a cuatro días de las elecciones generales, el presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden buscan captar votos en una región que impulsó el triunfo republicano en 2016.

Aunque el actual mandatario va por detrás del ex vicepresidente de Barack Obama en el promedio de encuestas nacionales, la victoria del martes se juega en un puñado de estados donde la brecha es mucho menor.

Trump y Biden visitan varios de ellos, cuando el repunte de la pandemia del coronavirus, que se cobró ya la vida de más de 228.000 estadounidenses, hace aún más patentes sus diferencias.

Mientras Trump, de 74 años, realiza multitudinarios mítines con la mayoría de los participantes sin tapabocas, Biden, de 77, hace eventos en los que los asistentes no salen de su automóvil. “Será un gran día”, dijo Trump a periodistas al partir a Michigan, previo a sus recorridos por Wisconsin y Minnesota, adonde también irá Biden tras una primera escala en Iowa.

Hace cuatro años, Trump les arrebató Iowa, Michigan y Wisconsin a los demócratas. Ahora Biden tiene como objetivo recuperarlos. “No doy nada por sentado”, dijo Biden, al salir de su ciudad natal de Wilmington, Delaware. “Vamos a trabajar por cada voto hasta el último minuto”, agregó.

En 2016, la candidata demócrata Hillary Clinton ignoró estados que habían votado a los demócratas durante décadas, como Wisconsin, donde no hizo campaña.

Biden también reiteró que busca vencer en Minnesota, que no vota por un republicano desde 1972, pero donde Trump, que le pisó a los talones a Clinton en 2016, espera ganar.

Las encuestas muestran a Biden liderando por varios puntos en Michigan, Minnesota y Wisconsin, pero por apenas 1,3 puntos porcentuales en Iowa, donde Trump triunfó cómodamente en las elecciones anteriores. Es la primera vez que Biden está en Iowa desde las primarias demócratas de febrero de 2019, cuando terminó en cuarto lugar.

Un número récord de 84 millones de estadounidenses ya sufragó de manera anticipada antes de la jornada electoral del 3 de noviembre, tanto por correo como en persona. Trump, aparentemente ajeno al avance del virus, que el jueves superó una nueva marca en Estados Unidos con más de 91.000 nuevos contagios en 24 horas, insiste en minimizar los peligros de la enfermedad y llama socialistas a los demócratas acusándolos de querer confinar al país. Biden dice que Trump es un irresponsable y busca persuadir a los indecisos de que tomará el control de la crisis sanitaria y le devolverá el alma a un Estados Unidos polarizado y marcado por el Covid-19, el desempleo y las protestas contra el racismo. AFP

Dejá tu comentario