País

Bicisenda: Pintura irregular en cruces

 

En letra muerta se convirtió el pliego de bases y condiciones establecido para la construcción de la bicisenda Iturbe, ya que la exigencia de señalizar todos sus cruces desde barrio Obrero hasta la zona céntrica de la Plaza Uruguaya con franjas verdes y blancas fue ignorada por la empresa LS, de Lilian Sosa, adjudicada para la obra por G. 1.006 millones.

En el cuestionado proyecto, por haberse concedido a una firma dedicada al rubro de las confecciones y por otras irregularidades, donde ya se cambiaron las señalizaciones en tres ocasiones por estar colocados en puntos poco visibles o no regirse a normas municipales e internacionales, las intersecciones fueron pintadas en amarillo, con un material que actualmente ya está totalmente despintado.

En países como Perú y Argentina, los circuitos para bicicletas tienen estos colores en las bocacalles, para crear contraste visual, ya que ello exige la legislación que rige la materia; aunque hace unos años se impone una tendencia europea de aplicar el color azul.

Según expertos en señalizaciones y de acuerdo a lo que se observa en el terreno, también se habría incumplido con en el requisito de que la pintura amarilla con que se cubrieron los cruces sea termo plástica.

El director general de Desarrollo Urbano de la Comuna capitalina, arquitecto José María Segalés, dijo que antes de dar la recepción definitiva de la bicisenda, revisarán la calidad de la nueva cartelería y de otros anomalías que puedan subsistir.

Dejá tu comentario