País

Becal ignoró recomendaciones de evaluación en el nuevo reglamento

 

Tener también en cuenta la trayectoria y la situación socioeconómica del postulante, abrir más el ránking de universidades extranjeras y descentralizar mejor el programa son algunas de las recomendaciones al programa de Becas Carlos Antonio López (Becal), realizadas por una consultora en un informe final que no se tuvieron en cuenta para el nuevo reglamento y son reclamadas por los ex becarios.

El coordinador del programa que se financia con el Fondo de Excelencia, Federico Mora, defiende las recientes condiciones, asegurando que, al contrario, ahora darán mayor peso a la evaluación socioeconómica, por lo que se posibilita que las personas del interior puedan acceder. Actualmente, para las becas de maestrías o posgrados de Becal, los postulantes deben ser aceptados en las mejores universidades del mundo.

El peso del ránking universitario es mayor a otros requerimientos como la experiencia profesional que ya tiene el becario o su situación socioeconómica, según el último Informe final de evaluación intermedia.

Este requisito excluyente tiene dos problemas: por un lado, que las mejores universidades rankeadas son de habla no hispana, por lo que el concursante que no hable por lo menos inglés tiene menos posibilidades de capacitarse en el exterior a través de este componente, que hasta la fecha envió a 1.200 estudiantes a las mejores 300 universidades.

Además, al no tenerse en cuenta el nivel socioeconómico, las personas de menos ingreso son las que acceden en menor número a este beneficio. Asimismo, se identificaron problemas en los estudios de reinserción de los estudiantes que regresan al país, como ya lo había identificado la Aso Becal, pues un número de retornados se encuentra trabajando, pero no en su área específica de formación.

“Como resultado de esto al programa se le dificulta tanto priorizar las áreas de estudio a financiar como intervenir de manera directa en la selección de personas a apoyar”, apunta el informe, que puede verse en http://www.becal.gov.py.

La respuesta del coordinador Federico Mora es que lo que sí se tuvo en cuenta como prioritario, junto al ránking, es el nivel socioeconómico de los elegibles con las nuevas reglas. “Hoy se le da mayor puntaje al que tiene un nivel socioeconómico más bajo, brindando mayor chance de selección a este segmento”, asegura.

Para el titular de la Aso Becal, Alcides Ramírez, hay una contradicción en la selección por la ubicación de las casas de estudio en las listas versus los montos asignados, en el caso de las especializaciones, donde una universidad que no es tan costosa está en el puesto 120 en la general, pero por áreas de estudios puede estar en el 50.

CENTRALIZADO. Hasta la fecha, las becas no cuentan con un plan de descentralización que permita que más jóvenes del interior puedan formarse, logrando así más equidad igualmente en este punto. El 80% de los becarios son de la capital y el área metropolitana, siendo la mayoría egresados del campus de San Lorenzo de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Apenas el 17% de postulantes son de Cordillera para adelante. La evaluación sugiere seguir en la línea de mejorar la comunicación y emprender talleres en distintas zonas.

Mora indica que están trabajando en dos aspectos. Seguir llevando charlas y seminarios al interior, así como plantear otro tipo de estudios que se fijan con el nuevo reglamento. “Hay que tener en cuenta que los mejores postulados provienen de la UNA en gran medida, también de la UCA, y casi todos de las sedes de Asunción o San Lorenzo y capitales departamentales. Esto también ocurre porque hay más egresados en estas zonas que en territorios más alejados”, sostiene.

Embed

Queremos garantizar la equidad en las decisiones de Becal formando parte del consejo. Alcides Ramírez, Aso Becal.

Hoy con este reglamento se le da mayor puntaje al de nivel socioeconómico más bajo. Federico Mora,coordinador Becal.

Dejá tu comentario