Nacionales

Bebé prematuro es trasladado a terapia tras horas de búsqueda

Un bebé que nació prematuro debía ser ingresado de forma urgente a una terapia intensiva neonatal, sin embargo, los padres recibieron la noticia de que no había una sola sala disponible a nivel nacional. Sin intermedio de autoridades, tardó varias horas en conseguir un lugar.

El padre del bebé nacido con 7 meses de gestación y 1,600 kilogramos relató que, desde las 23.00 del jueves, inició la búsqueda, por su propia cuenta, de una sala de terapia intensiva neonatal para su hijo, debido a que los médicos le informaron que no había ninguna disponible en todo el país.

La madre fue internada y asistida en el Hospital Pediátrico de Loma Pytá, cuyo director, Luis López, refirió que esta situación refleja la saturación de terapia, tanto en el sistema sanitario público como privado.

Ante la preocupación por el grave estado de salud del recién nacido, el padre denunció el caso a través de la prensa. En la mañana de este viernes, en NoticiasPy mencionó que no recibió ninguna comunicación por parte de las autoridades de salud pública, y pidió ayuda para el traslado de su hijo.

Recién en la mañana de este viernes intermedió el director del hospital, quien al principio informó en Monumental 1080 AM que el niño sería trasladado al sanatorio privado AMSA, pero a los pocos minutos, en contacto con NoticiasPy, confirmó que finalmente iría al Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu.

“Se va a proceder al traslado para continuar con el soporte necesario el paciente. Ya recibió las atenciones que requiere, pero ahora se le tiene que dar continuidad, y tiene que ser en una terapia intensiva”, refirió el galeno.

Padre de bebé prematuro que no tenía terapia.jpeg
Juan Saguier, padre del bebé prematuro, en el Hospital Pediátrico de Loma Pytá.
Juan Saguier, padre del bebé prematuro, en el Hospital Pediátrico de Loma Pytá.

Asimismo, acotó que la madre tenía un control prenatal insuficiente, por ello, no se había previsto internar en una sala de terapia al bebé.

“Los controles prenatales son fundamentales como para poder determinar riesgos que conllevan alguna condición en especial, para poder tomar una planificación y una hoja de ruta ante los problemas que pudieran darse. (…) Las consultas son importantes”, agregó.

La mujer había sufrido una hemorragia en la noche del jueves y fue ingresada al quirófano aproximadamente a las 21.00. Una hora más tarde, el padre fue informado por los médicos de guardia que su hijo nació con un problema en el pulmón y que debía ser asistido de forma urgente en una sala de terapia intensiva neonatal.

El padre insistió a los funcionarios de blanco que le consiguieran un lugar. Ellos, por su parte, le contestaron que en todo el país no había un solo lugar disponible, ni en hospitales públicos y tampoco en privados. Le dijeron que no había nada que hacer, y todo “quedaba en manos de Dios”.

Pese a esta respuesta, el hombre no se quedó con los brazos cruzados y pidió ayuda a través de los medios de prensa, mientras el bebé era asistido con un respirador manual.

Dejá tu comentario