Economía

BCP: Actividad económica llegó en abril a su peor momento en 5 años

El clima adverso generó caída en la producción agrícola, generación de energía eléctrica y construcciones. La industria también sigue deprimida y los servicios fueron la excepción.

La actividad económica del país descendió al cierre del primer cuatrimestre de 2019 a su punto más bajo al menos en los últimos cinco años. El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imaep), calculado por el Banco Central del Paraguay (BCP), exhibió en abril pasado una retracción de 5,3% respecto a abril del 2018 y suma el quinto mes consecutivo de resultados negativos (ver infografía). El indicador acumula desde enero una disminución de 3,4%.

Los sectores que mayor incidencia ejercieron en este deprimido dinamismo económico fueron la agricultura, la construcción, la industria manufacturera, electricidad y agua. Según las últimas estimaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la actividad agrícola se vio golpeada por los menores niveles de producción de la soja, debido a condiciones climáticas adversas. No obstante, el BCP destaca que estos resultados fueron parcialmente atenuados por las variaciones positivas de la producción de arroz, maíz y mandioca.

En el área de las construcciones, la disminución constituye principalmente una consecuencia del exceso de lluvias, lo que ha obstaculizado la normal ejecución de las obras, tanto públicas como privadas.

Dentro de la industria, la banca matriz observa que las actividades que incidieron negativamente fueron la producción de carne, bebidas, tabaco, minerales no metálicos, productos metálicos y productos químicos. “Estos resultados fueron atenuados por las variaciones positivas observadas en la producción de lácteos, molinería y panadería”, agrega.

Por su parte, la generación de energía eléctrica de las binacionales sigue sufriendo el impacto del menor caudal hídrico del río Paraná.

El sector terciario fue el único en demostrar un comportamiento positivo, de la mano principalmente de los servicios gubernamentales, hoteles y restaurantes, servicios a los hogares, intermediación financiera y telecomunicaciones. Sin embargo, el comercio, el transporte y los servicios a las empresas presentaron un desempeño negativo.

El Imaep, excluyendo a la agricultura y a las binacionales, tuvo una variación interanual de -3,6%, acumulando una variación de -1,1% a abril.

En el Estimador de Cifras de Negocios (ECN), las ventas reportaron una merma de 6,8% en abril pasado, respecto a abril de 2018, y acumula en el año una retracción de 3,2%. Entre los sectores, los más afectados fueron los negocios de venta de vehículos, de materiales de construcción y de combustibles, con retrocesos de 23,8%, 16,9% y 13,7%, respectivamente.

Al menos desde mediados del 2014 no se registraba un mes con una caída superior a la experimentada en abril de 2019; ni siquiera en el 2015, cuando se obtuvo un crecimiento económico menor, de 3%. El BCP estima que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandirá en 3,2% este año, estimación corregida desde el 4% inicial y aún con sesgos a la baja.

Embed

Dejá tu comentario