Nacionales

Banco Mundial recomienda a Paraguay reducir duplicidades en gasto social

El Banco Mundial recomienda a Paraguay reducir las duplicidades creadas por la "fragmentación" en los programas sociales y sanitarios de Paraguay, que lastran la eficiencia del gasto público del país, según se desprende de un informe divulgado hoy por el organismo sobre el gasto público.

El documento analiza la eficiencia en la gestión de Paraguay del gasto público y revela que aunque el gasto se ha incrementado en los últimos años, el aumento no ha tenido un impacto real en los indicadores que miden el desarrollo humano, según explicaron los responsables del estudio en su presentación.

Uno de los expertos del Banco Mundial que elaboraron el informe, Matteo Morgandi, detalló que algunos programas sociales desarrollados en Paraguay "son costosos y no llegan" a sus destinatarios finales por "cuestiones de diseño o de entrega".

No obstante, reconoció que "hay programas que son muy efectivos en reducir la pobreza y disminuir la desigualdad", en referencia a los programas sociales Tekoporã y de adultos mayores.

Morgandi insistió en que el país tiene un "desafío grande de fragmentación" ya que cuenta con "muchos ministerios que entregan programas sociales" sin coordinación, lo que "multiplica las acciones paralelas", que –añadió– "conllevan eficiencia y aumentan los costes".

El Banco Mundial recomienda a Paraguay que busque una integración de su sistema sanitario público, que actualmente cuenta con dos proveedores de servicios que, por ejemplo, compran medicamentos de forma separada, lo que incrementa los costos.

Señala que a pesar de que destina al gasto farmacéutico un 22% del presupuesto sanitario, que ascendió al 3,3% del PIB en 2016, la falta de disponibilidad de medicamentos es "un problema grave y persistente".

Para mejorar la eficiencia del gasto sanitario, el organismo recomienda además que redireccione el presupuesto a las "áreas de prioridad" y a las "afecciones prevalentes", así como avanzar en la implementación de registros informatizados.

En cuanto a los programas sociales, el estudio muestra que en 2016 Paraguay destinó el 3,4% del PIB a la Seguridad Social, que es contributiva, mientras que en los programas sociales no contributivos (destinados al sector más vulnerable) invirtió el 1,1%, y solo el 0,1% en programas laborales.

Nota relacionada: La ineficiencia en el gasto público mantiene al Paraguay en el atraso

El documento alerta de que el sistema de protección social, en un 80%, está demasiado orientado a las personas mayores y denota una "cobertura limitada" en la infancia y la adolescencia, en un país –resalta– en el que solo el 5% de la población es de ancianos.

Añade que los programas enfocados en las primeras etapas de la vida son los que ofrecen un mayor retorno a la inversión.

El informe fue presentado por la representante del Banco Mundial en Paraguay, Celia Ortega, que insistió en la "importancia y urgencia" de mejorar las inversiones en las áreas sociales, aunque recordó que los resultados se verán "a largo plazo".

Al acto también acudieron los ministros de Educación, Eduardo Petta; Salud, Julio Mazzoleni; Desarrollo Social, Mario Varela, y Hacienda, Benigno López, quien se comprometió, en nombre del Gobierno, a acometer "reformas importantes" para mejorar en el futuro la eficiencia del gasto social.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario