Economía

Bajó el ritmo de envío de soja por la difícil navegación

 

Al inicio de la cosecha, las exportaciones de soja se dispararon a casi 1,4 millones de toneladas en marzo, pero los volúmenes se fueron reduciendo y en el último mes se enviaron 722.000 toneladas.

De acuerdo con la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), debido a la suspensión de la navegación en el Paraná y el bajo caudal del río Paraguay las exportaciones de soja se atrasaron y aunque es difícil cuantificar los efectos, se puede observar cómo el ritmo de los envíos va disminuyendo entre abril y mayo, según el informe de comercio exterior del Banco Central del Paraguay.

En el acumulado al quinto mes se registra una caída de 7,3%, pero inversamente los precios ayudaron a que los ingresos suban 28,7%, con casi USD 1.300 millones.

Sin embargo, las dificultades para embarcar las mercaderías no son un tema menor para el sector agroexportador. “El atraso preocupa porque hay compromisos que tenemos que cumplir y tener un flujo más lento es el costo financiero, de almacenaje y eventualmente mermas, porque aunque los granos estén bien guardados en los silos, eso siempre va generando mermas”, dijo al respecto el director Ejecutivo de Capeco, Hugo Pastore.

Operativos. El Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym) espera que una nueva operación Ventana de agua se ejecute en el río Paraná en julio, atendiendo a que no se avizora una mejoría en el caudal, más aún luego de que Brasil declarara emergencia hídrica.

Mientras tanto se sigue trabajando con las obras de dragado en el río Paraguay, que con dificultades sigue siendo la principal vía de las exportaciones. En ese sentido, Esteban Dos Santos, de Cafym, piden al Gobierno acelerar los trabajos.

Dejá tu comentario