Interior

Avanza restauración de templo y torreón

 

Los trabajos de restauración y puesta en valor prosiguen en la estructura de la iglesia San Francisco Solano, construida en 1700, en Yabebyry, así como en el antiguo Torreón Jesuítico de Santa Rosa de Lima, Misiones, que tiene más de 300 años de antigüedad. Ambas obras son encaradas por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Las reparaciones del templo de Yabebyry se extenderán hasta el 2020 porque se tienen previstas obras complementarias, como la colocación de rejas de protección, entre otras. Las tareas se iniciaron hace tres meses. En el caso de las refacciones de la estructura de Santa Rosa, está previsto que la obra se entregue el 24 de diciembre de este año.

Un total de G. 4.500 millones cuesta restaurar el antiguo templo de Yabebyry. En el caso del Torreón Jesuítico, la inversión ronda G. 2.100 millones. El monto inicial fue de G. 1.800 millones, al cual se sumó una ampliación de G. 300 millones.

En el templo San Francisco Solano se recuperaron algunas estructuras originales, explicó el arquitecto Eladio Meza, fiscalizador del MOPC.

“Hemos sacado el techo viejo que ya estaba destruido; colocamos un tinglado encima para resguardar las paredes de adobe existente para proteger de cualquier lluvia; se le va a volver a colocar techo de chapa como el que tenía, se va a completar las paredes de adobe”.

El arquitecto señaló que “se está haciendo un símil de piso parecido al que tenía, acá no se va a hacer restauración en un 100%, se va a restaurar lo que tiene y el resto va a quedar como una muestra de lo que era anteriormente y lo que es actualmente”.

ATRASO TÉCNICO. Debido a las lluvias se atrasó el avance de la obra del torreón y se amplió el presupuesto para dejar un precedente documentado referente al casco histórico de la ciudad.

“El Torreón Jesuítico empezamos en noviembre del año pasado. Solicitamos un protocolo de autorización por parte de la Secretaría Nacional de Cultura. Esto nos llevó 88 días para conseguir el permiso, eso ya fue un paro técnico. Luego tuvimos 120 días de lluvia. Total tuvimos 210 días de paro técnico”, explicó el arquitecto Meza.

Pese a los días perdidos, el representante del MOPC destacó que “sin embargo, se pudo hallar una riqueza arqueológica importante. Si tenemos buen tiempo, esperamos entregar la obra el 24 de diciembre”.

Dejá tu comentario