Sucesos

Autopsia corrobora severo daño en niña, pero no confirma abuso sexual

El médico forense Pablo Lemir explicó que la menor tenía una importante lesión en la región rectal e intestinos y habría fallecido a causa de una infección, cuyo origen será rastreado en el laboratorio.

La pequeña de apenas un año y siete meses, que murió en el Hospital Materno Infantil de Capiatá el martes último por un paro cardiorrespiratorio, tenía una importante lesión en la región del recto, según manifestó el fiscal de la referida ciudad, Blas Imas, tras recibir el informe preliminar sobre la autopsia que se le practicó al cuerpo de la niña en la Morgue Judicial, a cargo del doctor Pablo Lemir.

“La niña tenía el ano casi unido a la vagina y las causas se confirmarán con otros estudios laboratoriales; además, tenía un severo cuadro de infección”, manifestó Imas.

Según el agente del Ministerio Público, ayer no se pudo determinar la causa de la muerte, por lo que se harán otros estudios, cuyos resultados se prevé que estén en diez días.

“En este caso, encontramos una lesión importante a nivel de la región anal y todavía no tenemos la certeza absoluta de cuál es la causa de muerte, pero en principio se sospecha que podría ser una falla de distintos órganos, aparatos y sistemas, probablemente de origen infeccioso, pero aún nos queda determinar el origen de la infección”, dijo, por su parte, Lemir.

Según una tía de la víctima, la pequeña de año y medio vivía con su madre en una vivienda de la compañía Costa Fleitas, de Areguá, mientras su padre solo iba los fines de semana, ya que trabajaba como guardia de seguridad en la ciudad de Luque por las noches y para ahorrar dinero se quedaba en la casa de sus familiares.

La vivienda donde vivía la niña está ubicada en un predio familiar donde hay otras casas también que no están separadas por cercados.

“(La niña) nunca se enfermó gravemente, siempre fue muy bien cuidada, fue la primera vez que ingresó de gravedad en un hospital y no creemos que haya muerto”, dijo la tía, muy acongojada por lo ocurrido.

Según el fiscal Imas, la madre de la niña había indicado que su hija ingresó al Hospital de Capiatá sin ninguna infección.

En la víspera, el agente del Ministerio Público se constituyó en el hospital, como también en la clínica privada donde había consultado primeramente, para obtener el historial clínico de la niña.

Tras la autopsia, el cuerpo de la menor fue entregado a los familiares y lo estuvieron velando en la casa en Costa Fleitas, Areguá.; en la mañana de hoy será su entierro en el cementerio de esta ciudad.

Toda la familia se encuentra consternada por lo sucedido con la niña.

Dejá tu comentario