Mundo

Australia exigiría pago a Facebook y Google por contenido de los medios

Australia presentó un proyecto de ley para obligar a los gigantes Google y Facebook a pagar a los medios por sus contenidos. La iniciativa sería resistida por las firmas tecnológicas estadounidenses.

Australia presentó esta semana un proyecto de ley para obligar a Google y Facebook a pagar a los medios por sus contenidos, una iniciativa que los gigantes tecnológicos combatirán previsiblemente.

El ministro australiano de Finanzas, John Frydenberg, hizo público este “código de conducta restrictivo” pensado para regir las relaciones entre los medios, en grandes dificultades financieras, y los gigantes que dominan internet, tras 18 meses de negociaciones que no desembocaron en ningún acercamiento entre las partes.

Además de la obligación de pagar a cambio de los contenidos, el código trata cuestiones como el acceso a los datos de los usuarios, la transparencia de los algoritmos y el orden de aparición de los contenidos en el flujo de información de las plataformas y los resultados de búsqueda.

“Es nada menos que el futuro del paisaje mediático australiano lo que está en juego con estos cambios”, declaró Frydenberg a la prensa.

PLAN. El ministro precisó que el proyecto de ley sería presentado al parlamento en las próximas semanas y que prevería “importantes sanciones” de cientos de millones de dólares para quienes lo infrinjan.

A largo plazo, el código se aplicará para cualquier plataforma digital que utilice contenidos provenientes de medios australianos, pero se concentrará en un primer momento en Facebook y Google, dos de las compañías más ricas y más poderosas del mundo.

La iniciativa australiana será seguida de cerca en el mundo, pues los medios se están viendo perjudicados por una economía digital en la que, cada vez más, Facebook, Google y otros gigantes de la tecnología acaparan los ingresos publicitarios.

CRISIS. La crisis de los medios se agravó con el hundimiento de la economía provocado por la pandemia del coronavirus. En Australia, decenas de diarios cerraron y cientos de periodistas fueron despedidos en los últimos meses.

Facebook y Google se opusieron vigorosamente a cualquier medida que les obligue a compartir los ingresos publicitarios. Dejaron entrever que si se instauraban los pagos obligatorios, podrían boicotear a los medios australianos. Pero Frydenberg advirtió que el futuro código prohibiría cualquier “discriminación” hacia los medios australianos por parte de esas compañías.

GANANCIAS. Tras negociaciones sin éxito de las tecnológicas con Australia, Wall Street cerró ayer en verde y el Nasdaq, que aglutina a los principales grupos tecnológicos de EEUU, subió un 1,49% gracias a la buena jornada vivida por las Big Tech -que nuclea a las firmas más influyentes como Apple, Facebook, Amazon y Alphabet (la matriz de Google)-, gracias a sus aplaudidos resultados empresariales, que lograron impulsar al mercado pese a una serie de malas noticias económicas que salpicaron la sesión. En tanto, la Bolsa de Nueva York cerró dispar el jueves último, dividida entre la caída histórica del PIB de EEUU en el segundo trimestre, sinónimo de su entrada en recesión, y la buena salud de los gigantes tecnológicos.

Dejá tu comentario