Deportes

Auntoque

 

LO DE SIEMPRE. Revendedores a la orden del día en La Nueva Olla. Con entradas en mano desde tempranas horas los comerciantes trataron de hacer su agosto con precios muy elevados.

APLAUSÓMETRO. El delantero Diego Churín fue el más ovacionado en el momento de la presentación. Lo siguieron el capitán Rodrigo Rojas y el central Marcos Cáceres. El punto flojo, en el partido más importante de lo que va de la temporada fue la pantalla gigante que tuvo fallas sin mostrar imagen completa. Minutos después se solucionó.

MAGNETISMO. La doble bandeja del sector norte presentó un lleno total, como también los brazos de esa zona tanto en Preferencias como en Plateas. El estadio presentó un marco de público del 80%.

COMPLICADO. En partidos de mucha convocatoria sigue siendo el punto débil el sector de prensa. La alta demanda de lugares para la cobertura hace que sea complicado encontrar un lugar cómodo para el trabajo. Los que más sufrimos somos los de prensa escrita.

NO LLENó. Alrededor de 1.000 hinchas del Palmeiras se hicieron presentes en La Nueva Olla. El sector destinado para la visita era superior, pero las localidades no fueron vendidas en su totalidad, por lo que los claros fueron tapados con banderas verdolagas.

DESUBICADO. En la previa del partido, el experimentado jugador brasileño Felipe Melo, del Palmeiras, provocó a la hinchada azulgrana con gestos obscenos. Lamentable actitud de un jugador de mucha experiencia; esperemos que la Conmebol castigue el repudiable acto con ejemplar sanción.

TRADICIÓN. Con cánticos y pirotecnia ingresaron los equipos al campo de juego. Esta vez no preparó algo especial la hinchada azulgrana, pero no faltó el aliento desde el calentamiento. La torcida rival ingresó bengalas de humo, para sumar otra posible multa de Conmebol.

mucho BLA BLA. El árbitro del partido el argentino Rapallini se pasó la noche hablando con los jugadores. Cada pequeña fricción era aprovechada para dar sus sermones. ¿Son necesarios?

DEBUT. Se dio el debut del Conejo Benítez, el último refuerzo del Ciclón. Reemplazó a Rojitas, quien fue despedido con silbatinas.

Dejá tu comentario