Nacionales

Atravesaron valla de seguridad y el Papa no pudo quedarse en el Ycuá Bolaños

La última parada del Papa Francisco en Paraguay fue incidentada por el desbande de la gente que literalmente paró la marcha del papamóvil frente al siniestrado supermercado Ycua Bolaños donde fallecieron 400 personas el 1 de agosto de 2004.

En el sitio el Santo Padre solo impartió la bendición tras algunos minutos de quedar detenido por la gente. En el sitio debía haber bendecido la Paloma de la Esperanza y la Vida, escultura de Juan Pistilli, pero no pudo hacerlo.

Siendo las 18.21, el Papa llegó hasta frente al memorial, donde un grupo de personas realizó una avalancha atropellando las vallas de seguridad y obstaculizando el paso.

En el lugar habían criaturas, mujeres embarazadas, y los presentes manifestaron que hubo un gran desorden. En el sitio hay heridos, personas desmayadas, y los Bomberos Voluntarios los están asistiendo.

El 1 de agosto de 2004 se incendió el Supermercado Ycuá Bolaños, una tragedia que dejó un saldo de casi 400 muertos, 365 sobrevivientes, 206 huérfanos y unas 5.000 familias afectadas. 

 

 

Dejá tu comentario