País

Atención en Hospital de Trauma se resiente por vacaciones de médicos

 

Enero es uno de los meses donde los sitios que cuentan con funcionarios que acceden a las vacaciones sienten la ausencia del personal.

Esta es una situación que también se puede observar en el Hospital de Trauma. Entre las últimas semanas de diciembre y las dos primeras de enero, según una lista pegada a las ventanillas de recepción de usuarios, 18 profesionales de la especialidad de Traumatología solicitaron o solicitarán sus vacaciones. Esta área es muy requerida por los casos que trata el centro asistencial.

De esta cantidad, dos están de regreso y siete volverán la próxima semana. A ellos se suman otros dos traumatólogos del área infantil que también regresarán en aproximadamente siete días. Uno de los profesionales saldrá el 28 de enero.

En el área de cirugía vascular, de cinco que solicitaron sus vacaciones, según el cartel, tres ya volvieron, uno inicia la semana próxima y otro desde el 21 de enero.

IMPACTO. El doctor Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, habla de cómo repercute en la rutina diaria esta situación. Según cuenta, en los centros asistenciales privados ocurre lo mismo. Sin embargo, por el ritmo que tiene el Hospital de Trauma, la demanda de atención es prácticamente la misma.

Comentó que en la última semana de diciembre hubo alrededor de 2.300 atenciones. En tanto que la semana pasada recibieron 1.600 pacientes de diversos casos.

Para hacer frente a este panorama, los pacientes que ya no acceden a los turnos y llegan desde lejos son enviados a urgencias. La demanda también es cubierta por médicos residentes de último año que ya están formados.

Aproximadamente entre el 20 y 25% es el impacto que genera esta situación, señala Saldívar. Esta época además coincide con el periodo en que la Dibén está sin recursos, lo que hace que pacientes aguarden hasta febrero para acceder a la ayuda de dicha institución.

La disminución temporal de especialistas se traduce en una sobrecarga de trabajo para los que quedan. Como ejemplo, Saldívar revela que algunos profesionales deben atender a 20 pacientes en consultorio y se les pide que atiendan a 15 más por lo menos.

Alrededor del 60% de la necesidad se suple con los que están, el otro 40% es una sobrecarga, explicó Saldívar.

Contó también que suelen disponer de un sistema de cobertura por cuatro meses, para las guardias de quienes van de vacaciones. Sin embargo, hay quienes ya no quieren ese contrato.

Otra de las maneras de paliar esta situación es cuando un profesional ayuda a otro en uno de los días que le toca estar en su servicio.

Saldívar aclaró también que ninguna de las áreas del hospital está sin profesionales.

Dejá tu comentario