Política

Asuntos Internos indaga a tres policías de Ypejhú por proteger al clan Acosta

Asuntos Internos de la Policía investiga al comisario principal Roberto Alfonso, quien se desempeñaba como jefe de la comisaría de Ypejhú, como así también al oficial inspector Francisco López, ex jefe de Investigación de Delitos de Ypejhú, y al suboficial primero Nelson Pera, a cuyo nombre figura un hotel en Curuguaty.

Los agentes están en la mira por la supuesta protección que brindaban al ex intendente de la ciudad, Vilmar Acosta Marques, y toda su familia.

Los mismos fueron trasladados de la comisaría luego del crimen de Pablo Medina, que finalmente permitió descubrir el poder que ejercía Vilmar Neneco Acosta sobre autoridades policiales con la protección que recibía de autoridades que lo visitaban, según confirmó su chofer, Arnaldo Javier Cabrera.

El comisario Víctor Balbuena, jefe de Asuntos Internos, indicó que “no es precisamente un sumario el que se abrió”, pero que investigan a los agentes y a eso se debió el traslado de los mismos hasta Asunción, para no “manchar” la pesquisa del asesinato del periodista y de su acompañante, Antonia Almada.

“No había quien no se rendía a los pies de Vilmar. El que se negaba a su pedido tenía el peor final”, declaró su chofer tras su detención.

A este clan no escapaban los policías. Pera aparece como dueño del hotel y lo vinculan con Neneco y el tráfico de marihuana, al igual que el oficial inspector Francisco López, quien supuestamente alertó a Vilmar sobre un allanamiento en su casa, lo que permitió que huyera del lugar, según investigadores que están tras la pista de Neneco.

CRUCE DE LLAMADAS. El comisario Balbuena dijo que el análisis del cruce de llamadas será determinante para confirmar si hubo o no una comunicación entre el oficial inspector y el ex intendente.

El oficial López participó del levantamiento de los cadáveres de Pablo Medina y Antonio Almada aquel 16 de octubre pasado, el día del doble homicidio. Sus superiores cuestionaron que nunca se haya enterado de los crímenes y el tráfico de marihuana que presuntamente estaban a cargo del clan Acosta Marques.

Entre los homicidios a los cuales son vinculados los Acosta se encuentran el del ex intendente de Ypejhú, Julián Núñez, Silvio Ramón Giménez, Carmelo Ayala, Marcos Pereira y un policía brasileño, además del asesinato de Medina y de Antonia Almada.

Días después del doble crimen, una comitiva fiscal y policial allanó la estancia Dos Naciones, perteneciente a Vilmar Acosta. En el lugar se encontró un centro de procesamiento de marihuana.

Además, Vilmar y su padre Vidal están procesados por supuestamente matar y enterrar a una persona en el patio de la casa de Vidal Acosta. Actualmente, Vilmar y su hermano Wilson, así como su sobrino Flavio Acosta Riveros, están prófugos por el caso Medina.

Dejá tu comentario