Economía

Asunción pierde 1.000 viviendas por desidia de Comuna

 

El titular del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand, informó ayer en conferencia de prensa que parte de la donación de los USD 66 millones de Taiwán, que debía destinarse para la construcción de 2.000 viviendas en el Bañado Norte, se redireccionará para la construcción de 1.000 viviendas para pueblos indígenas del país.

Esto, ante la indefinición de la Comuna de Asunción para ceder las 64 hectáreas del Bañado Norte, que debían ser rellenadas para la construcción de las casas. En el futuro se deberá buscar otra financiación para este proyecto.

El anuncio se hizo tras una reunión que mantuvo Durand con el embajador de Taiwán ante Paraguay, Diego Chou, donde el ministro explicó que el 80% de las viviendas que ahora se ejecutarán, serán destinadas a pueblos originarios del Chaco, mientras que un 20 por ciento beneficiarán a las comunidades de la Región Oriental.

Señaló que estas obras serán ejecutadas previo llamado a licitación y se prevé que la inversión ronde los G. 100.000 millones (USD 16,1 millones al cambio actual) como parte del programa Che Tapyi 2. Se estima que las construcciones generarán unos 11.000 empleos.

Durand resaltó asimismo que en un trabajo coordinado con el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), se realizará una gran intervención en comunidades originarias para dotarlas de viviendas dignas. “Estas 1.000 viviendas serán ejecutadas en una primera etapa, ya que el plan del que hablamos con el Indi es llegar a, por lo menos, 5.000 en el futuro”, remarcó.

Siguió: “Sabemos que mucha gente está expectante de las viviendas que debíamos construir tanto en los bañados Norte como Sur. Pero lastimosamente la regularización de los terrenos donde se debe ejecutar la obra, depende de la Municipalidad y hasta ahora no hay definición. Existe predisposición y nos dicen que está encaminado, pero no podemos seguir esperando para usar este dinero”.

Por otro lado, el ministro anunció otra inversión para la construcción de 600 casas en el barrio San Blas, de Mariano Roque Alonso, proyecto que desde un comienzo debía financiarse con estos recursos de Taiwán y que también costará unos USD 16 millones.

Con este proyecto se beneficiarán las familias que viven en la franja de dominio del ferrocarril y que deben ser reubicadas, así como parte de las que están en los refugios del Hípico y el RC4, quienes están plenamente censados, aclaró Durand.

Con estos proyectos ya se utilizarán unos USD 32 millones, es decir, casi la mitad de la donación de Taiwán.

Dejá tu comentario