Arte y Espectáculos

Así es Mary Austin, el gran amor de Freddie Mercury

Freddie Mercury tuvo un gran amor, ese que durante muchos años la prensa ignoró por solo centrarse en sus escándalos y excesos. Ese amor es Mary Austin, una mujer de la tercera edad que sigue viva y pasa sus días en la mansión que le dejó el cantante. Es, además, su mayor heredera.

Uno de los efectos de ver la película Bohemian Rhapsody es indagar en la vida de Freddie Mercury, pero también de Mary Austin, el gran amor del cantante. La británica tiene actualmente 67 años de edad y es la heredera mayoritaria del vocalista de Queen, más que Jim Hutton, quien fue pareja del cantante hasta su muerte.

Además de dejarle la mitad de su fortuna, una lujosa mansión de 28 habitaciones de Garden Lodge, en Kensington, le dejó las futuras ganancias por derecho de autor de la banda, informó BBC.

mary.jpg
Freddie Mercury y Mary Austin estuvieron juntos hasta la muerte del cantante.
Freddie Mercury y Mary Austin estuvieron juntos hasta la muerte del cantante.

Tal como cuenta la biografía en la pantalla grande, Mary y Freddie se conocieron cuando ella trabajaba en la tienda de ropa de moda Biba, en Londres. La joven tenía 19 años y el cantante, 24. Mercury acababa de graduarse en la carrera de Arte y Diseño Gráfico y Queen se estaba formando lentamente.

Lea también: Bohemian Rhapsody reina en los cines con recaudación de USD 50 millones

Mary nació en el seno de una humilde familia en el sur de Londres. Su papá era empleado de una tienda de empapelados y su mamá era empleada doméstica.

La boda que no fue

Se enamoraron al instante y la relación avanzó rápida e intensamente, tal como se ve en el filme. A los pocos meses de hacerse novios, se fueron a vivir juntos, hasta que en 1973, Mercury le pidió matrimonio.

Austin aceptó, pero finalmente la boda no llegó a realizarse. Los problemas de la pareja empezaron justo después de esta petición de mano y cuando las giras de la banda iniciaron.

mercury y mary.jpg
<p>Desde muy jóvenes y hasta el último día de vida de Mercury, Mary lo acompañó.</p>

Desde muy jóvenes y hasta el último día de vida de Mercury, Mary lo acompañó.

Con los viajes, se fueron alejando y la relación fue en picada. Mary pensaba que su novio la engañaba con otras mujeres, hasta que Freddie le confesó que era bisexual.

Se separaron, pero no dejaron de lado la relación de amor y amistad. La joven incluso volvió a tener otras parejas y hasta hijos.

Durante los años, fue quien siempre estuvo ahí para él, tanto, que fue la primera a quien le contó que tenía SIDA.

Austin también estuvo al lado de Mercury hasta sus últimos días. Freddie Mercury murió el 24 de noviembre de 1991, a los 45 años, por una neumonía causada por la enfermedad que años antes le habían diagnosticado y que lo fue debilitando.

La mujer sigue residiendo en la mansión donde vivió y falleció el cantante, lugar que, además, se convirtió en uno de los lugares más visitados por los admiradores del fallecido vocalista de la banda británica.

De igual manera, según detalla la prensa en Reino Unido, Austin casi no sale de la mansión y es la única que conoce el lugar donde descansan los restos de polvo del artista, quien le solicitó que sea secreto para evitar la intromisión de sus fans.

Dejá tu comentario