Arte y Espectáculos

Artistas rinden tributo a la Virgen de Caacupé a través de la música

La devoción anual a la madona de la villa serrana está presente en la música paraguaya. Lo atestiguan clásicos como Virgencita de Caacupé o su himno, así como temas de otros autores.

La devoción anual que se tributa a la Virgen de Caacupé no se reduce solo a peregrinaciones hasta la basílica ubicada en la cima de la villa serrana, sino que se plasma en el arte, especialmente en la música que refleja una tradición de años.

“Ya la caravana de los promeseros...” es la estrofa inicial emblemática que ambienta los primeros días de diciembre, así como el mismo día de la festividad, convirtiéndose en un verdadero clásico de letra y música de Federico Riera, también autor de la inmortal canción Asunción.

“Es tu pueblo, Virgen pura y te da su amor y fe...” es otro hito musical entorno a la festividad y que marca el comienzo del Himno a la Virgen que cada 8 de diciembre suena sin falta. Pese a su gran popularidad, su autor y letra resultan aún desconocidos, aunque un investigador local afirma que hay indicios de la autoría de esta pieza.

MISTERIO. Para el pianista e investigador César Lito Barrios, esta melodía pertenecería a la del Himno Nacional de 1873, compuesto en el contexto de la posguerra de la Triple Alianza por el brasileño Francisco Antonio de Nassimento.

En cuanto a la letra, la misma es resultado de la recopilación o redacción que habría hecho el sacerdote Manuel Gamarra a inicios del siglo XX, según reseña Barrios.

Añade que el presbítero, quien estuvo al servicio en la Catedral de Asunción, habría escrito el texto para la señora de Caacupé hacia 1927. Se inspiró en las canciones entonadas a la Virgen de la Asunción durante las procesiones marianas, en las que participaba la orquesta de la Armada Nacional, influenciado por partituras creadas por los brasileños en tiempos de la posguerra.

El músico señala que los cánticos a la Virgen de Caacupé tomaron impulso con el dogma de la Inmaculada Concepción, aprobado por la Iglesia Católica en 1854, las procesiones marianas acompañadas de orquestación y las peregrinaciones de inicios del siglo XX.

En tanto, Virgencita de Caacupé, de Riera cobró gran popularidad gracias a la grabación en discos de vinilo en la década de los sesenta por el popular conjunto Los Tres Sudamericanos, a las que siguieron otras interpretaciones.

POP. Más allá de los clásicos, la joven cantante Marilina Bogado, popular por sus canciones de cumbia, también dedicó una tema de estilo pop a la virgencita serrana de ojos azules. Madrecita mía cuenta con su letra y la melodía fue elaborada por el productor Jorge David Castro. Lanzada en 2013, la vocalista compuso la pieza como promesa cumplida tras salir victoriosa en el concurso televisivo de talentos La Academia.

MÁS. La madona de la villa serrana también inspiró a otros artistas paraguayos, quienes le dedicaron obras como Tupãsy Caacupé, de Félix Fernández; Che symi Tupasy Caacupé, de Ángel Romero Acuña; Virgen Peregrina, de los Reverendos Cantero e Invernizi; y Santuario de Caacupé, de Salvador Paredes.

Al listado de canciones, que no se agotan, se suman Camino a Caacupé, de Federico de Val y Juan Pablo Alfonso Ramírez; Virgencita querida, de Silverio Fernández y Bernardo Ávalos; entre otros más. Tanto los clásicos como estas canciones fueron grabadas por diversos conjuntos paraguayos.

Dejá tu comentario