Política

Armada no realizó ningún operativo en zona de Itaipú en la era Cartes

En los cinco años del nuevo rumbo no hubo un solo operativo anticontrabando de los militares en la franja de bosques de la represa binacional, donde abunda el tráfico ilícito de cigarrillos.

El informe remitido por el Ministerio de Defensa Nacional a la Cámara de Senadores sobre la situación de la franja de bosques de protección del embalse de la represa Itaipú Binacional señala que no hubo ningún operativo o acción contra el contrabando en la poligonal envolvente de Itaipú (donde abunda el tráfico ilícito de cigarrillos) durante los cinco años que estuvo Horacio Cartes en la Presidencia de la República.

El Senado consultó al Ministerio de Defensa sobre los procedimientos realizados por la Armada en los últimos cinco años para la detección y desarticulación de puertos clandestinos dentro de la franja de bosques de protección del embalse de Itaipú, donde se comprobó la existencia de varios puertos clandestinos.

El comandante del Área Naval de Canindeyú, capitán Albino Bogarín Flor, elaboró un informe donde señaló que no hay registros de operativos realizados en los últimos cinco años, solamente el llevado adelante en diciembre pasado en apoyo a la Unidad Interinstitucional de Combate y Lucha al Contrabando (UIC), donde cayeron siete puertos clandestinos y cinco depósitos con cigarrillos de la marca que produce la empresa del ex presidente Horacio Cartes, Tabacalera del Este SA (Tabesa).

prefectura.jpg

“Hago constar que no obran en los archivos de esta Unidad, registros de procedimientos u operativos en donde se haya detectado algún puerto clandestino en la Poligonal Envolvente de Itaipú, ni medidas adoptadas al respecto en la zona del Área Naval de Canindeyú en los últimos cinco años, anteriores a estos operativos”, señala.

OPERATIVO. El reporte detalla que la participación de la Armada Paraguaya en los operativos de lucha contra el contrabando se dieron en diciembre del año pasado a partir de la solicitud del titular de la UIC, Emilio Fúster, para apoyar las intervenciones a los puertos clandestinos ubicados dentro de la franja de protección de la hidroeléctrica binacional.

Así también señala que brindaron también apoyo cuando en febrero de este año se procedió a la destrucción de varios de estos puertos clandestinos utilizando explosivos y maquinarias, de manera que ya no puedan utilizar el lugar los contrabandistas, todo en el marco del operativo de la UIC denominado Salto del Guairá.

Dos de los puertos clandestinos que operaban en Salto del Guairá funcionaban en la zona de Puerto Tigre, uno de ellos a cien metros del Destacamento Naval y Prefectura SO 1º Jorge Carreras, según el informe de la UIC y la propia fiscala del caso Carmen Gubetich.

En el informe remitido al Congreso, el capitán Bogarín Flor no menciona este hecho y simplemente señala el otro puerto allanado, ubicado a 3,5 kilómetros del lugar “sobre un riacho de difícil acceso, afluente del Paraná”, e indica que cinco personales del destacamento militar de la Armada en Puerto apoyaron el trabajo e incautaron varias lanchas.

“Aclaro que durante los allanamientos realizados a supuestos puertos clandestinos, en esta zona de responsabilidad de la Unidad a mi mando, no fue allanado ningún Destacamento Naval ni de Prefectura”, indica.

COMPLICIDAD. Respecto a la supuesta complicidad de algunos militares de la Armada en el tráfico ilícito a través de puertos clandestinos dentro de los bosques de Itaipú, ya que en el informe de la UIC están identificados como implicados algunos supuestos militares, el informe señala que no existe ningún personal vinculado.

“Informo a esta superioridad que ningún personal de la Unidad a mi mando fue vinculado a la vigilancia de supuestos puertos clandestinos, puesto que durante los allanamientos realizados en el marco del Operativo Salto del Guairá a supuestos puertos clandestinos y posterior destrucción e inutilización de los mismos en el mes de febrero del presente año, en especial, el supuesto puerto clandestino denominado Carlucho, ubicado en el distrito de Salto del Guairá no fueron hallados, ni identificados, ni detenidos, ni investigados, hasta la fecha, ningún personal militar de la dotación del Área Naval y Prefectura de zona de Canindeyú, en jurisdicción del fuero de la Justicia Militar”, señala.

Si realmente militares estuvieron involucrados con el tráfico ilícito en la zona, quiere decir que gozan hasta hoy de total impunidad.


LOS NARCOSOJALES DE ITAIPÚ: NEGOCIADO Y DESTIERRO BINACIONAL (L)

Dejá tu comentario