Mundo

Argentina recorta tasa de interés de créditos para reactivar economía

El Banco Central de Argentina recortó en menos de un mes la tasa de interés de referencia en once puntos, hasta llevarla al 52% anual, y así abaratar los créditos e impulsar la reactivación económica.

El Banco Central de Argentina recortó en menos de un mes la tasa de interés de referencia en once puntos, hasta dejarla en 52% anual, en una estrategia clave con miras a abaratar los créditos e impulsar así una reactivación de la economía, en recesión desde el 2018.

Los tipos de interés que se aplican en Argentina son unos de los más elevados del mundo y se explican por la altísima inflación del país suramericano, que cerró el 2019 con un alza acumulada en precios al consumidor cercana al 55%.

Aunque la nueva tasa de referencia fijada por el Banco Central el pasado jueves es muy elevada en términos internacionales, el recorte, el tercero desde que el peronista Alberto Fernández asumió la Presidencia argentina el pasado 10 de diciembre, muestra la decisión de las nuevas autoridades de mantener un sendero decreciente en los tipos de interés.

El actual nivel de 52% que se aplica como tasa mínima para la colocación de Letras de Liquidez (Leliq) por parte del Banco Central –que es la tasa de referencia de política monetaria en Argentina– es incluso inferior al 52,75% que el promedio de los expertos consultados mensualmente por la autoridad monetaria proyectaba para enero.

FRACASO DE MACRI. La nueva Administración argumenta que la fijación de altos tipos como herramienta de política monetaria para controlar la inflación demostró ser un fracasado durante el Gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019).

Con una tasa de referencia que llegó a un récord del 85,9% en setiembre pasado, el vertiginoso ascenso de los tipos de interés que entidades financieras aplican al otorgamiento de prestamos volvieron prácticamente inaccesibles los créditos para empresas y consumidores, ahondando la recesión que vive Argentina desde el segundo trimestre de 2018. Según datos de la consultora privada LCG, en 2019 el crédito a empresas se contrajo un 24,4% y los préstamos personales al consumo cayeron un 38,4%.

DINAMISMO. La nueva Administración quiere revertir la tendencia crediticia para reactivar cuanto antes la economía y no cree que un recorte de las tasas impacte negativamente en la inflación, a la que planea combatir con lo que denomina un enfoque más integral y que incluye fijación de precios de referencia, regulación de tarifas y acuerdos salariales.

Habría una tendencia de baja de la tasa de las Leliq, que, según expertos consultados por el Banco Central para su informe mensual de expectativas, sería de 43% en junio próximo y de 37% para fines de año, lo que implicaría un rendimiento negativo si se cumplen los pronósticos de una inflación del 42,2% en 2020. Desde el cambio de Gobierno, hace un mes, los bancos redujeron gradualmente sus tasas.


Buenos Aires pide postergar pago de deuda
La provincia de Buenos Aires, el principal distrito a nivel económico y demográfico de Argentina, solicitó ayer a los tenedores de bonos BP21, emitidos en dólares, posponer hasta mayo el vencimiento de capital del próximo 26 de enero para evitar caer en una cesación de pagos.
El bono, que cotiza bajo el símbolo BP21, se emitió en 2011 en dólares con vencimiento en 2021 por un total de 750 millones de dólares, a una tasa de interés fija anual de 10,875% y con un esquema de pago escalonado semestralmente los 26 de enero y 26 de julio de cada año. El próximo vencimiento será el 26 de enero por un total de 277 millones de dólares, de los cuales, 27 millones corresponden a intereses y 250 millones a capital. EFE

Dejá tu comentario