Economía

Argentina no permite que Paraguay adecue línea de 500 kV en Yacyretá

Un nuevo impasse energético se genera para Paraguay, ahora con Argentina. Ayer, técnicos locales no pudieron seguir con la adecuación de la línea de 500 kV en la EBY. Atenta contra la soberanía.

El fin de la adecuación de la línea paraguaya 2 (LP2) de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), para permitir el óptimo funcionamiento de la nueva línea de 500 kilovoltios (kV) de la ANDE, está previsto para diciembre de este año. Una vez terminados los trabajos, Paraguay podrá retirar el 50% de toda la energía producida por la central hidroeléctrica. Desde hace varias semanas, los funcionarios argentinos de la EBY vienen poniendo objeciones para que sus pares paraguayos desempeñen las actividades.

Ayer, Leopoldo Melo, jefe técnico de Yacyretá, denunció que trabajadores de la Compañía Administradora de Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) del país vecino, con la venia de las autoridades argentinas de Yacyretá, no les permitieron continuar con los trabajos. Mazacasu Mori, supervisor japonés de la empresa Mitsubishi Corporation, tampoco pudo pasar para hacer su labor. La firma asiática fue contratada para colaborar con los trabajos.

Melo explicó que la situación fue muy tensa y hasta se temió que ocurran hechos de violencia. Aproximadamente 200 obreros paraguayos se manifestaron en medio de la sala de máquinas, donde se encuentras las turbinas.

“Nos bloquearon, tanto en la sala de operaciones como en el lugar de trabajos donde se hace la adecuación. Los operadores tenían que hacer los trabajos para separar una barra de la central en donde se tiene que trabajar para la adecuación de la LP2. Las operaciones se hacen desde el comando e in situ las medidas manuales necesarias. El japonés (Mori) estaba en su container esperando para hacer su trabajo y lógicamente nosotros nos rebelamos todos. No vamos a permitir que nos quieran hacer perder el tiempo en cuanto a la ejecución del cronograma de trabajo”, dijo.

Añadió que los argentinos no dieron argumentos, simplemente se opusieron al desarrollo de las tareas. Para el especialista, este bloqueo atenta directamente contra la soberanía paraguaya, pues no le permitirá al país disponer de toda la energía que le corresponde por derecho.

HACE SEMANAS. Tras la salida de funcionamiento de la Línea Argentina 3 (LA3) el 16 de junio pasado, debido al gran apagón que tuvo la nación limítrofe, los argentinos solicitaron, en reunión del Comité Ejecutivo, que Paraguay postergue la adecuación de la línea de 500 kV, puesto que su LA1 y LA2 quedaron vulnerables, por lo que esta obra les afectaría. Incluso exigieron que Mitsubishi primero les repare la LA3 y luego continúe con sus actividades en el lado paraguayo.

Ante la solicitud, el lado paraguayo de la EBY se negó y apuntó que no es un argumento válido. El problema lo había generado la propia Cammesa y esa fue la razón por la que se registró el apagón en primer lugar, comunicó.

“Ellos quieren que nosotros les reparemos primero su línea y después continuar con el trabajo. No estamos de acuerdo y les negamos. El fabricante es el que tiene que hacer, los japoneses. Pero el contrato tienen que cumplir con nosotros ahora”, enfatizó Melo.

La semana pasada llegaron al país los primeros cuatro contenedores de 22 en total, adquiridos en Japón, con los equipos necesarios para el montaje final de la barra de 500 kV. La inversión de la EBY es de USD 10 millones.


Nicanor afirma que no cederá ante presiones argentinas
En la víspera, en horas de la tarde, una comitiva encabezada por Nicanor Duarte Frutos, director paraguayo de la EBY, se trasladó en forma urgente a la central. Dialogó con Martín Goerling, director argentino de la binacional, y con sus técnicos para encontrar una salida lo antes posible. Nicanor aseguró que un arreglo consensuado no significará el renunciamiento al derecho de continuar con los trabajos de adecuación de la línea 500 kV.
Apuntó que la intención es llegar a un acuerdo, en una instancia que corresponde a principios republicanos y a los modos de resolver los conflictos entre gobiernos electos por la voluntad popular.
Tras la reunión con su par argentino, Nicanor anunció que el diálogo con Goerling proseguirá hoy en busca de un acuerdo.

Dejá tu comentario