Economía

Aplanadora de Diputados aprueba proyecto que encarecería el gasoil

Mayoría de colorados, liberales y de Patria Querida aprobaron el resistido proyecto de ley, que impone hasta el 10% la mezcla del biodiésel con todos los tipos de diésel de venta en el mercado.

Sesenta diputados, entre colorados cartistas y oficialistas, liberales y de Patria Querida, hicieron oídos sordos a la postura de rechazo categórico del sector privado de combustibles y de instituciones públicas. Solo 13 diputados sentaron postura de rechazo. Ayer impusieron la aprobación, con modificaciones, del proyecto de ley que “establece el régimen de promoción para la elaboración sostenible y utilización obligatoria de biodiésel en la República del Paraguay”.

La normativa, que ahora pasa a consideración del Senado, deja flotando la preocupación por el hecho de que, según el sector privado de comercialización de combustibles y de productores de biodiésel, es seguro de que encarecerá el costo final del gasoil, debido a que incrementa al 10% la mezcla obligatoria del biodiésel.

Actualmente, la mezcla del biodiésel es del uno por ciento y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) estableció el aumento gradual. Luego de una postergación de 90 días, el Ministerio debe emitir la resolución para el aumento de la mezcla al 2%, con un plan que apunta a llegar sucesivamente en los próximos años al 5%.

Hoy, el precio del biodiésel es de 5.800 guaraníes por litro, mientras el gasoil común tiene un costo de G. 4.880 por litro. El proyecto aprobado, además de establecer la mezcla obligatoria al 10%, también dispone que sea con todos los tipos de gasoil que se comercializan en el mercado y no solo el de Tipo III o común, como es hoy.

SUSPICAZ. El proyecto aprobado generó suspicacias desde el principio, cuando en diciembre fue presentado e impulsado por el diputado colorado de Añetete Arnaldo Samaniego, quien luego le dejó la posta a su colega colorado cartista Carlos Núñez Salinas.

A raíz de cuestionamientos de gremios de productores de biodiésel y de emblemas de comercialización de combustibles, el tratamiento del proyecto fue postergado. Luego de audiencias públicas, donde se presentaron posturas y argumentos que advertían de las consecuencias negativas de la propuesta, Núñez decidió continuar con el proceso.

En ese lapso, apareció el empresario argentino de producción de biodiésel Francisco Jauregui, haciendo lobby en Diputados y a quien se le atribuye el “apoyo” para la sanción de este proyecto para colocar su producción excedente de biodiésel de Argentina a nivel local.

DEBATE. El diputado de Patria Querida Sebastián Villarejo, en representación de la Comisión de Legislación, dijo que dictaminaron por el rechazo de este proyecto. Expuso los argumentos del MIC y de Petropar, advirtiendo sobre el costo del biodiésel. Posteriormente, perdió en su propuesta de aplazar el tratamiento de la ley. Los colorados Colym Soroka y Carlos Núñez Salinas se despacharon en alabanzas al proyecto, invocando que favorecerá a productores y al pueblo. Incluso, el segundo sostuvo que tenía el consenso de todos los sectores.

En el tratamiento en particular, una mayoría aprobó el texto original, con modificaciones, de la Comisión de Industria y Comercio.

Dejá tu comentario