Economía

Anticorrupción analiza los antecedentes del Metrobús

 

El titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens, informó a este diario que los antecedentes del fallido proyecto del Metrobús ya fueron remitidos a la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac), cuya titular es Teresa Rojas, y al asesor de Transparencia e Integridad del Poder Ejecutivo, el ex fiscal Carlos Arregui.

Ambos se encuentran analizando las acciones legales a tomar más adelante si se detecta daño patrimonial al Estado, concretamente por la no culminación de las obras en tiempo y forma, o si existió corrupción en el proceso licitatorio. Este análisis podría derivar en una denuncia contra los responsables ante el Ministerio Público.

“Se ha presentado toda la información jurídica, por un lado, al contralor general (Enrique García) y, por otro, a la Secretaría Nacional Anticorrupción, presidida por la ministra Teresa Rojas, y al ex fiscal Carlos Arregui, quien se encuentra trabajando en esa unidad, y ellos tienen toda la información y van a determinar el rumbo jurídico que lleva toda la información que tiene que ver con el Metrobús”, explicó.

Justamente, uno de los cuestionamientos de la ciudadanía a la administración de Wiens es que hasta la fecha el Gobierno no presentó ninguna denuncia ante el Ministerio Público para identificar a los responsables del fracasado plan, donde se desembolsaron millonarios montos.

Por lo pronto, la Fiscalía sigue cajoneando una denuncia que se había presentado contra el ex ministro de Obras Públicas Ramón Jiménez Gaona y la ex viceministra de Finanzas de dicha cartera, Marta Benítez, por el supuesto delito de lesión de confianza, debido a las irregularidades observadas en la ejecución del Metrobús. Dicha denuncia fue presentada por el ingeniero Herman Pankow.

MILLONARIOS ANTICIPOS. Recordemos que la empresa Mota Engil debía encargarse de las obras de los tramos 3 y 4 del Metrobús (Mariscal Estigarribia y Eusebio Ayala), pero su contrato se canceló ante la imposibilidad de la empresa de avanzar con las obras.

La compañía portuguesa había cobrado más de USD 10 millones como anticipo –20% del monto del contrato– antes de iniciar los trabajos, pero de dicha cifra apenas certificó obras por unos USD 4 millones durante el periodo de ejecución, por lo que debe devolver unos USD 6 millones al Estado paraguayo.

Al parecer, la empresa no devolverá estos recursos, pero el MOPC cuenta con una garantía bancaria para recuperar el adelanto, según los datos de la secretaría de Estado. En total, la firma portuguesa percibió USD 23 millones, incluyendo el adelanto antes mencionado.

Ante el fracaso del contrato con Mota, el MOPC también decidió rescindir el contrato que tiene con el consorcio integrado por la firma paraguaya DC Ingeniería SA y la uruguaya Stiler SA, que debía encarar las obras del tramo céntrico del Metrobús.

Este grupo cobró un anticipo de G. 18.205 millones (USD 3 millones al cambio actual) a la contratante, pero las obras ni siquiera se iniciaron por desacuerdos con la Municipalidad de Asunción, a cargo del intendente Mario Ferreiro.

Dejá tu comentario