Arte y Espectáculos

Anfiteatro José Asunción Flores, en total olvido

Los años de gloria del Anfiteatro José Asunción Flores, ubicado en San Bernardino, solo quedan en la memoria de los que alguna vez fueron a saltar en sus gradas y vibraron con sus ídolos musicales.

Víctor Franco Novarecci | @victfran

Se iniciaba la década de los 90 y el sueño de tener un anfiteatro comenzaba a brotar en un grupo de empresarios. Pero, ¿dónde estaría esa majestuosa obra?

El lugar elegido fue el mejor: las colinas de San Bernardino. En el punto más elevado de la región, rodeado de naturaleza entre las piedras se alzaría un coloso de cemento y hierros, que honraría al creador de la guarania, José Asunción Flores, ya que la edificación llevaría su nombre.

¡¡Guauuuuu....!! era la expresión de asombro mezclada con la incredulidad propia del paraguayo. El 24 de setiembre de 1992, la monumental obra que fue creada en medio de un ambiente natural era inaugurada con un festival llamado "La noche paraguaya" donde la guarania fue la vedette, el mismísimo Augusto Roa Bastos dio un emotivo discurso y artistas paraguayos dieron el toque a una noche maravillosa.

Por el anfiteatro, después de esta jornada inaugural, desfilaron artistas internacionales de varios países. En octubre de 1993, un gran festival juntó a artistas internacionales de la talla de José Feliciano, Alejandro Lerner y también la cantante paraguaya Perla, quienes dieron un show imperdible que se extendió por varios días.

También artistas de la talla de Ziggy Marley, Paralamas, Air Supply, Enanitos Verdes, Soda Stereo, Luis Miguel. Fito Páez dio un show acompañado de la Orquesta Sinfónica de Asunción, presentando su álbum Euforia.

¡Quién olvida el certamen OTI de la Canción que colocó el afiteatro en la mirada internacional!

Presentación de Marcos LLuna en OTI 1995 en el José Asunción Flores

<iframe width="620" height="400" src="http://www.youtube.com/embed/l6XhgGoy43w" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Presentación de Rolando Perci en OTI 1995 en el José Asunción Flores

<iframe width="620" height="400" src="http://www.youtube.com/embed/c9-ML7tFhm0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pero los malos tragos estaban por venir. Una gran debacle económica comenzó a azotar a los bancos y financieras a mediados de los 90. Como el Banco de Inversiones del Paraguay (BIPSA) era el que administraba el anfiteatro y fue afectado por una intervención del Banco Central del Paraguay, el hermoso proyecto comenzó a entrar en una penumbra que poco a poco la llevaría al olvido.

El predio donde está la construcción del anfiteatro comenzó a pasar de mano en mano, a ser explotado por diferentes empresas hasta que finalmente quedó abandonado a su suerte.

Al cumplirse 19 años de la inauguración del anfiteatro, este sábado, solo quedan en el lugar hierros corroídos por la dejadez y una enorme edificación atrapada por el monte que, ante el abandono, retomó sus dominios.

Para ingresar al sitio se tiene que sortear todo tipo de malezas, no hay ni siquiera un cuidador, solo unos cuantos perros vagabundos que dan la bienvenida a los que con una mezcla de curiosidad, nostalgia y mucho dolor van hasta el sitio para ser testigos del decadente presente del anfiteatro José Asunción Flores. Se llevan un gusto amargo en la boca al recordar las inolvidables noches que pasaron gritando y cantando los éxitos de sus ídolos.

Las butacas del local fueron robadas, los hierros que se pudieron desprender también fueron llevados por los ladrones. Todo lo que pudo ser rapiñado, se llevó. El olvido y la mala administración hicieron añicos uno de los proyectos culturales más bellos que se creó en Paraguay.

Los poco más de 20.000 mil lugares que tiene el anfiteatro son mudos testigos de los días vacíos y la añoranza de esas noches colmadas de público que llegaban hasta San Bernardino para ver a sus ídolos. Quizás alguna vez alguien pueda hacerse cargo del lugar y volver a reeditar los memorables shows.

Dejá tu comentario