Nacionales

Analista sostiene que Paraguayo Cubas no tendrá más impacto que Lino Oviedo

El analista político Marcello Lachi considera que el senador Paraguayo Cubas no llegará más allá de la figura política que tuvo Lino Oviedo. Cree que el legislador no llegará a ser elegido en una próxima candidatura sin la alianza con uno de los partidos tradicionales.

Tras ser consultado hasta dónde puede llegar Paraguayo Cubas como Fenómeno Payo; el politólogo Marcello Lachi dijo que, a su criterio, el senador de Cruzada Nacional suspendido por mala conducta no llegará a más del 20% de los sectores populares en su carrera política.

Lo comparó con la figura del general y político fallecido Lino César Oviedo, y consideró que Payo no podrá llegar más allá.

“Payo, a diferencia de Oviedo, parece más cercano a los sectores de clase media, por lo que se ve en las redes sociales; pero no sabemos su impacto en los sectores populares”, argumentó en comunicación con Monumental 1080 AM.

Si bien, el analista justificó que hay cierto engaño en las redes sociales, estas plataformas las utilizan mayormente los de la clase media, que en el país representa el sector minoritario en incidencia electoral.

“Los que inciden en el voto son los sectores populares, donde se juega la prebenda y la afectividad electoral”, señaló.

Lea más: Paraguayo Cubas busca la eclosión social contra la "prepotencia política"

Lachi profundizó en lo que significa la afectividad electoral y aclaró que los ciudadanos votan a sus partidos, independiente a quien sea el candidato, porque pertenecer a un movimiento es como ser parte de un equipo de fútbol.

“Es un pensamiento que hay en otros países (…). Si el equipo de fútbol pierde, igual los aficionados lo sostienen. En el caso de los partidos tradicionales, estos tienen un electorado cautivo que va a votar a su partido”, agregó.

Alianza con otros partidos

De acuerdo al analista, si Payo Cubas no se alía para ganar alguna próxima candidatura, como ocurrió con Fernando Lugo o Mario Ferreiro, quedará simplemente como una tercera fuerza política.

“Solo si consigue una alianza en uno de los partidos tradicionales, que puedan darle el voto afectivo, podrá ser elegido. Si eso no ocurre, su futuro es el mismo que Oviedo, y solo llegará a tener un paquete de bancas en el Parlamento”, expresó.

En su ensayo La herencia de las largas dictaduras, la historiadora Milda Rivarola, relata que el oviedismo atacó desde su nacimiento como grupo político todos los principios republicanos: los partidos políticos, las leyes, la independencia de la Justicia, el poder parlamentario y el mismo orden constitucional.

Oviedo tenía una relación con la población más pobre y aseguraba que arreglaría todos los problemas del país.

Esos objetivos son similares a la abochornada agenda que presenta Paraguayo Cubas, quien reconoció que busca la eclosión social y el caos a fin de lograr una revolución contra la prepotencia política y la corrupción en la sociedad. El senador se encuentra suspendido por dos meses, tras varios incidentes que protagonizó en la Cámara Alta.

Nota relacionada: Senadores sancionan a Paraguayo Cubas con dos meses de suspensión

Por otra parte, consultado sobre si la nueva generación y el hastío de la ciudadanía no pueden revertir la situación política; Lachi explicó que, tras un estudio que realizó en 2017 y la comparación con otros documentos de años anteriores, la afectividad electoral solo bajó del 60% al 50% en 30 años.

“Paraguay esta lejísimo –de dejar la afectividad electoral- y no hay elementos de ruptura. Si quedamos con esa tendencia, vamos a ir por otros 100 años. Las rupturas son siempre posibles, pero para hacer eso se necesita una política diferente”, concluyó.

Dejá tu comentario