Deportes

Ana Ivanovic creció en medio de una guerra

12:20 | Anna Ivanovic saltó a la fama mundial hace unos años, pero ahora llegó al tope al convertirse en la primera serbia en ganar Roland Garros y ser Nº 1 del mundo. Ana creció en un país que se debatía en una guerra y ella solo pensaba en el tenis.

Sábado/7/JUNIO/2008

A los 5 años vio en la televisión la publicidad de una academia de tenis, memorizó el número telefónico y le pidió a sus padres que la lleven a practicar allí. Antes de empuñar una raqueta la pequeña Anna ya era persistente ya que no dejó de insistir a su papá sobre su pedido hasta que fue concedido y fue a entrenar.

La niña creció entre tiros y bombardeos en Belgrado, por una cuestión de seguridad los entrenadores de Ivanovic la hacían practicar en una piscina vacía para evitar ser alcanzada por los tiros. Admiraba desde chica a Mónica Seles y creció queriendo alguna vez llegar a ser una tenista profesional y llegar a ser como la jugadora yugoslava.

La hoy reina del tenis femenino en una entrevista recordó que cuando comenzó a viajar para disputar los torneos, tropezaba con muchos problemas ya que en ocasiones le era muy difícil conseguir las visas. Pero, su persistencia y sus deseos de sobresalir la llevaron a vencer los traumas de la guerra y los peligros que eso conlleva.

A sus 17 años la flaca y espigada Anna ya entró entre las 100 mejores jugadoras del mundo. Hoy a 3 años de aquello es la Nº 1 del mundo con 20 años. Tiene todo para seguir reinando por mucho tiempo.

Dejá tu comentario