Nacionales

Altura del río Paraguay alcanza el nivel crítico en Asunción

La altura del río Paraguay alcanzó este viernes el nivel crítico en Asunción, según el último reporte de la Dirección de Meteorología e Hidrología (DMH). Centenares de familias debieron abandonar sus hogares y buscar refugios.

La Dirección de Meteorología e Hidrología (DMH) informó que las aguas del río Paraguay subieron otros seis centímetros en las últimas 24 horas y este viernes alcanzaron los 5,52 metros, con lo que se alcanzó el nivel crítico.

Hasta el jueves, 1.120 familias de las zonas ribereñas de Asunción ya fueron evacuadas por la crecida.

En total, son 484 familias del Bañado Norte, 227 de la Chacarita y 409 del Bañado Sur. Todas fueron reubicadas en 58 refugios temporales habilitados por la Municipalidad de Asunción y la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Sin embargo, las autoridades advirtieron que, de seguir subiendo las aguas, unas 5.000 familias se verán afectadas.

Lea más: 5.000 familias de Asunción serán afectadas si el río Paraguay sigue subiendo

Igualmente, según el reporte oficial, en zonas como Alberdi, Villeta, Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, el cauce hídrico está en el nivel de alerta.

Aunque las estimaciones de desastre en Asunción y el resto de las ciudades mencionadas se dan a partir de los 8 metros.

Nota relacionada: Con dinero de Taiwán, proyectan construir viaductos en Asunción

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, mantuvo una reunión con el intendente Mario Ferreiro para manifestarle que el Gobierno está a disposición de la Municipalidad de Asunción para ayudar a los damnificados a través de la SEN.

En enero de este año, el río Paraguay también creció y afectó a más de 5.000 familias en Asunción.

Tenso ingreso en el ex R. I. 14

En el predio de la actual I División de Infantería (ex R. I. 14) se vivió un momento de tensión, el jueves, a raíz de que el lugar no fue loteado previamente y esa tarea se volvió excesivamente lenta ante la urgencia de gente cuyas casas ya están inundadas.

Esta falta de previsión de los efectos de la crecida y el avance acelerado de las aguas en los bañados de Asunción generó un estado de crispación en los ribereños, quienes amenazaron con forzar la entrada al lugar, a pesar de la custodia militar instalada en el acceso mismo.

En algunos casos, pobladores denunciaron que entre las primeras personas que entraron a la propiedad había quienes ni siquiera tenían sus viviendas anegadas y que no tenían la numeración correspondiente para ello.

Dejá tu comentario