Economía

Allanaron un depósito repleto de productos que serían falsificados

 

Producto de una investigación llevada adelante en conjunto por instituciones que luchan contra la falsificación de marcas y el contrabando, se procedió ayer al allanamiento de una vivienda particular en la zona del Mercado 4, donde se encontró una inmensa cantidad de productos de dudosa procedencia.

Quepis, bufandas y frazadas con inscripciones de clubes deportivos, además de bijouterie y otros productos aparecieron en el sitio embalados en bolsas con cintas adhesivas, cuando la comitiva ingresó a la residencia, aproximadamente a las 16.00 horas.

La casa de la calle Ingavi N° 1551 casi Cacique Tabaré, cuyo dueño es un ciudadano de nombre Wook Moo Heo, según las autoridades, fue el lugar del procedimiento del que tomaron participación agentes fiscales de delitos marcarios, el Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave), Policía Nacional, el Ministerio de Industria y Comercio y la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

El oriental fue imputado por la presunta comisión de los ilícitos contra la propiedad intelectual y de violacion de los derechos de marca.

inmensa cantidad. En el interior de la vivienda los intervinientes decidieron -al ver la enorme cantidad de productos- lacrar el lugar y continuar las tareas el próximo lunes 22, ya que el inventario y relevamiento no se iban a poder finalizar en tiempo y forma, de acuerdo con referencias de Carmen Gubetich de Cattoni, fiscala de delitos marcarios.

“Encontramos muchos productos que no tenían marcas, pero podrían ser de contrabando. El grueso de lo que se halló pertenece a artículos con fuerte sospecha de falsificación.Todas las habitaciones de la casa eran utilizadas como depósitos en los cuales se guardaban mercaderías.”, destacó la fiscala.

lacrado. Por su parte, el fiscal Miguel Quintana, de la Unidad Especializada de Contrabando, indicó que fue imposible en el procedimiento saber la cantidad de mercaderías, por lo que no se hizo un inventario, pero sí se dispuso el lacrado y dejar al ciudadano oriental a disposición de la Justicia. “Se presentó un abogado, mencionando tener documentación de los productos, pero no la presentó”, dijo igualmente.

Aparentemente un edificio ubicado frente al sitio también pertenece a Moo Heo, según adelantó la Fiscalía, por lo cual la fiscala Gubetich pidió la ampliación con el objetivo de allanar ese inmueble también. Se presume que los artículos son traídos desde Asia, por lo que la Fiscalía no puede descartar investigaciones a posteriori sobre evasión, lavado de dinero, entre otros hechos.

Se solicitó en la oportunidad la prisión preventiva del oriental y la incautación de las mercaderías. Los productos serán trasladados al depósito del Ministerio Público.

La representación fiscal considera existente el peligro de obstrucción ya que el investigado presumiblemente posee datos de los denunciantes, lo cual podría influir directa o indirectamente.

BÚNKER. La vivienda allanada cuenta con cinco cámaras de seguridad frente a la calle, además de un cerco perimetral electrificado, lo que le brinda apariencia de un verdadero búnker.

Dejá tu comentario