Alianza Ganar objeta color naranja que le asignó TSJE

Los apoderados de la Alianza Ganar, sector que impulsa al presidenciable Efraín Alegre y a su dupla Leo Rubin, ofrecieron ayer una conferencia de prensa en donde mostraron su disconformidad con la decisión del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), que asignó el color “naranja claro” a la Alianza para las próximas elecciones generales.

“Venimos a reclamar respetuosamente a la Justicia Electoral que revea su decisión al habernos asignado un color distinto al que nosotros hemos solicitado”, manifestó el abogado Rubén Ocampo, recordando que la agrupación política pretendía utilizar el multicolor (que mezcla varios tonos como azul, verde, naranja y rojo).

Recordó que la Alianza solicitó el multicolor y ya previó toda su campaña bajo esas gamas. “Exigimos que ese multicolor que identifica a la Alianza sea el fondo del color del boletín de voto”, señaló Ocampo.

El apoderado de Ganar aseguró que la Justicia Electoral no tiene la facultad de asignar un color “que no es el color de nuestra campaña”. “El color y el número en los boletines electorales no solamente responden al derecho que tiene todo partido político a promocionar sus candidaturas, sino que es un derecho del elector saber a quién le vota, y saber también, consecuentemente, a quién no le vota. Por eso es grave la decisión que adopta la Justicia Electoral, de no respetar la petición formulada por la Alianza Ganar”, afirmó el abogado.

CONFUSIÓN. El apoderado del sector que agrupa al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y al Frente Guasu (FG) indicó que la situación propiciada por el TSJE “va más allá”, porque asignó a los 61 partidos, movimientos, concertaciones y alianzas participantes de la elección colores que en la normalidad de los casos “el paraguayo no maneja”. “Por ejemplo, hay siete variantes del color verde: hierba, limón, oscuro, luna, marte y otro más. ¿Acaso el paraguayo sabe de dónde proviene el color verde marte?”, se preguntó Ocampo.

Subrayó que la Justicia Electoral cometió un error en la selección de los colores asignados a las candidaturas, “porque infunde a la confusión generalizada”.

Además, indicó que el color naranja claro es muy fácil de confundir con otros colores. “Está también el naranja melocotón, que por cierto nadie sabe a qué se refiere, porque nosotros no le llamamos melocotón al durazno”, indicó.

Rubén Ocampo aseveró que la Alianza Ganar hace una crítica razonada y firme. “Exigimos que el TSJE revoque su resolución y que las reglas del juego no estén contaminadas con decisiones de este tipo, que más bien confunden al electorado”, reiteró.

Detalló que el reclamo formal será presentado hoy ante el TSJE y cuestionó a la institución por identificar a la Alianza con un color distinto al que solicitaron.

Dejá tu comentario