Sucesos

Alemán suspende su audiencia de medidas

 

La audiencia de imposición de medidas para el padrastro alemán, de la niña JL desaparecida desde el 15 de abril, fue suspendida.

El hombre debía acudir al Juzgado de Caacupé para que la jueza Blanca Báez decida sobre el pedido de prisión que pesa sobre él por un caso de pornografía infantil.

A través de sus abogados, el hombre pidió que se le provea de un traductor para ponerse a disposición de la magistrada.

De acuerdo a fuentes judiciales, el hombre se excusó diciendo que habla muy poco el español y que por este motivo le costará entender lo que dice la jueza.

El imputado ya guarda reclusión por otra imputación que es por violación del deber del cuidado, en el Departamento Judicial de la Policía Nacional.

Organizaciones que velan por los derechos de los niños realizaron varias manifestaciones frente al Juzgado de la capital de Cordillera, pidiendo que el procesado pase a cumplir con la prisión preventiva en una serie penitenciaria.

La defensa, tanto del alemán como de su pareja, sostiene que ambos reciben amenazas desde las penitenciarías, por eso obtuvieron del Juzgado que sigan tanto en el Departamento Judicial como en la Comisaría 17ª de Mujeres, en Asunción.

Lourdes Servín, de la Organización Ni Un niño Más, cuestionó duramente la suspensión. “Es un mal chiste, si sabemos perfectamente que habla español. Así se comunicaba con sus trabajadores”, afirmó añadiendo que repudia la decisión del Juzgado, que “le sigue el juego” al procesado.

Dejá tu comentario