Alcantarillado sanitario de Essap colapsa por viejas conexiones en los inmuebles

El 30% de los usuarios de Essap de Asunción y área metropolitana poseen conexiones de alcantarillado sanitario con instalaciones de ramales domiciliarios actualmente deficitarios, que no abastecen, que terminan colapsando y afectando a la vía pública con aguas negras.

El principal drama es que las conexiones, por lo general de comercios, se rompen porque no soportan la sobrecarga a las que están expuestas a diario, obstruyen las cañerías, sobrecargan el sistema y contaminan el ambiente, explicó Néstor Roa, gerente de alcantarillado sanitario.

Destacó que esto se debe a que el sistema interno del terreno fue construido hace años, y con el tiempo el mismo es utilizado con otros fines de los que inicialmente fue propuesto, pasando de viviendas familiares a ser comercios, edificios, fábricas, lavanderías, lavaderos de auto, entre otro tipo de usos, por lo tanto requieren un mayor diámetro de tuberías de red cloacal para poder abastecer.

Contó que los usuarios deben realizar los cambios necesarios, una readecuación, pero no lo hacen hasta que comience a agravarse la situación y surgen los reclamos a Essap.

Como ejemplo contó el caso que se dio en Sajonia, sobre las calles Las Llanas casi Orihuela, en un terreno donde funcionan 6 salones comerciales y fueron construidos departamentos de viviendas familiares, con un ramal domiciliario insuficiente y las aguas negras comenzaron a salir a la vía pública.

Explicó que en estos casos se informa de la situación al dueño del inmueble para que cambie su instalación actual de 100 mm a 150 mm, debido al crecimiento que tuvo el terreno en cuanto a su uso con el correr de los años.

Roa comentó que logran detectar una situación irregular, –un comercio con conexión desfasada– tras recibir reclamos de los usuarios. En estos casos, van a verificar y realizan la notificación a los dueños de los locales, que en su mayoría no quieren realizar los cambios necesarios.

“Primero les notificamos, luego les emplazamos y si no cumplen, se les tapona la conexión y recién ahí se acercan para la regularización”, indicó al destacar que todo este proceso les lleva como tres a cuatro meses.

Roa comentó que hasta el momento solo el 8% de los 30% de usuarios con conexiones inadecuadas realizaron los cambios que se les recomendaron, es por eso que instan a los usuarios a acercarse a la Essap, donde les darán asesoramiento técnico gratuito sobre las readecuaciones que deben realizar.

En el Departamento de Nuevas Conexiones se puede coordinar la modalidad constructiva del reacondicionamiento del sistema interno.

Dejá tu comentario