Economía

Agosto fue el tercer mes consecutivo de deflación mensual

El BCP reporta una caída del 0,1% de los precios de la canasta básica, respecto a julio, y registra una inflación acumulada del 1,4%. Esto se da en coincidencia con el menor consumo y factores de oferta.

La canasta básica familiar reportó en agosto del 2019 una deflación mensual por tercer mes consecutivo en el año, con una caída de precios de 0,1% respecto a julio, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP). Esta variación es la misma que se observó en el mes pasado, es inferior al -0,2% calculado en junio del 2019 y opuesta al 0,2% hallado en agosto del 2018.

De esta manera, el índice de precios al consumidor (IPC) acumula en el corriente año una inflación que retrocede a 1,4%, desde el 1,7% en que se encontraba en mayo, y se ubica a menos de la mitad de la proyección del 3,7% que maneja la banca matriz para el cierre del ejercicio 2019. La variación interanual (comparada con agosto del 2018) se fijó en 2,8%, lejos del centro de la meta de 4% y cerca del piso del 2% en que se permite fluctuar a este indicador.

El abaratamiento que generó en la carne la mayor oferta local, resultante de la reducción de exportaciones, y las bajas de precios de combustibles y vehículos, figuran entre los factores que impulsan a la baja a la inflación, explica el BCP. Agrega que la reducción de precios también se dio en productos sustitutos de la carne vacuna, como el cerdo, las aves y las menudencias.

“Estas disminuciones se vieron atenuadas por leves aumentos observados en los precios de los productos panificados, bebidas no alcohólicas y productos lácteos”, asevera el ente emisor.

CAMBIO DE PRECIOS ALIMENTICIOS.png

“La baja en los combustibles se debe principalmente a las reducciones en los precios del crudo a nivel internacional, lo cual, según analistas del sector, se debe a una disminución en la demanda global y perspectivas de un mayor abastecimiento. Por su parte, las disminuciones de precios de los autovehículos responden, según representantes del sector, a la necesidad de reducir el stock de los modelos actuales ante la proximidad del lanzamiento de los nuevos modelos”, recalca el informe de IPC.

La consultora MF Economía, por su parte, considera que la continua deflación mensual y la baja inflación se relaciona con la disminución de la demanda de productos y servicios, ante lo cual los comerciantes optan por reducir sus precios para incentivar las ventas. Esta situación coincide con la contracción de la actividad económica del país, que al cierre del primer semestre fue de -2,8%.

Miguel Mora, economista jefe del BCP, admitió que con estos resultados surgen sesgos a la baja a la estimación de 3,7% a la que se ajustó recientemente la proyección de inflación para el 2019.

En la región, Paraguay muestra niveles de inflación inferiores a los exhibidos por Uruguay, Colombia y Brasil, de 7,5%; 3,8% y 3,2%, respectivamente.

Atentos a inflación en Argentina

Los efectos de la situación económica de Argentina, tanto en los precios de productos en Paraguay como en el aliento al contrabando, por la diferencia cambiaria, dependerá de cómo evolucione la inflación en el vecino país, actualmente en 53,9%, dijo Miguel Mora.


“Depende de cuán profunda sea la depreciación del peso (argentino), estos episodios generalmente estuvieron acompañados de ingreso de productos a menor costo; por lo tanto, (se ve) algún tipo de presión más bien a la baja en los precios domésticos”, explicó.


Recordó que en Argentina se cuenta hoy en día con menos subsidios que en años atrás, lo que probablemente acelerará el cierre de la mencionada apreciación.

Dejá tu comentario